viernes, 26 de marzo de 2010

La casa por el tejado.

Hay diferentes términos para abordar un aborto, aunque ninguno como el que define a alguien tan sumamente feo como un engendro.
Disculpen esta nota de humor en medio de este tema lodoso que me dispongo a abordar.
No voy a declinarme a favor o en contra. Creo que primero nos deberíamos plantear el tema de la seguridad a la hora de llegar a realizarlo. Con casi todos los temas nos sucede lo mismo, empezamos a debatir si es moral o inmoral, si es legal o ilegal, si perjudica o es bueno,… ¡Por favor, si algo nos caracteriza es que todos somos diferentes! ¿Cómo vamos a tratar de ponernos de acuerdo en todo? ¡Ocupémonos pues, primero, de la efectividad y ya habrá tiempo para debatir el resto, de decidir si hay que poner tejas o pizarra en el tejado!
Sucede lo mismo con las drogas, la educación obligatoria, las lenguas, las prostitutas,… En realidad pienso que siempre hay alguien interesado en generar esta clase de debates que dividan a la sociedad. Ya lo dijo –o se lo atribuyen- el emperador romano Julio César: “Divide et impera” –divide y vencerás-.
Empecemos, pues, desde la base, sugiramos una adecuada formación sexual. Sigamos con la salud y proveamos adecuadamente la Sanidad –sin denostar la salud en general-. Si no me he dejado algún matiz vital por el camino, una vez que hayamos cumplido con estos objetivos (evidentemente, a medio-largo plazo), podremos comprobar que los cuarenta y pico millones de abortos anuales en el mundo se reducirán considerablemente. Si lo pretendemos a corto plazo, no será ni pan para hoy.
Entonces podremos plantearnos si abortar conviene o no. Habrá menor número de casos que cuestionar y eso hará menos complicado establecer un rigor que, al menos, no perjudicará a tantas personas. Ya por fin, con un argumento razonable en las manos, deberían de ser los tribunales médicos, siempre desde la “injuriada” imparcialidad, quienes decidieran si corresponde o no.
Por cierto, ¿aborto?, depende.

miércoles, 24 de marzo de 2010

El oculto poder del pueblo.

De origen griego viene la palabra democracia (demos=pueblo y krátos=gobierno o poder).
La definición de la RAE es algo más ambigua -doctrina política “favorable” a la intervención del pueblo en el gobierno-.
Lejos de expresar mi sentir sobre tales definiciones llevadas al campo de batalla, creo que es imponderable que la democracia acaba siendo la tiranía de la mayoría. Mal que bien, las minorías lo venimos aceptando.
Después de reunir ciertos requisitos para ejercer el derecho al voto, al final, nos veremos sometidos al “grupo” político que adquiera más escaños mediante el complejo recuento con la fórmula D’Hont.
Las definiciones deberían de ser correctas por su aplicación, no por su denominación. Es así que, si el pueblo pudiera elegir a cada ministro, parlamentario, concejal, etc., verdaderamente sería más justo que el pueblo pagara por los errores consecuentes. Ahora bien, si se elige a un “Grupo”, es el pueblo el que termina, igualmente, pagando los errores de los ¿acoplados?.
Creo haber contado hasta 17 Ministerios actualmente, más el director de orquesta serían 18.
¿Por qué no optar por elegir para el Ministerio de Economía y Hacienda o para el de Vivienda a quien se considere más capacitad@, en lugar de aceptar que me impongan a Rajoy como ministro de Cultura o a Trinidad Jiménez como ministra de Sanidad y Consumo? (No voy a cebarme con Aído).
Supongo que los intereses generados se ocultan tras este “insondable” MIniSTERIO. De lo contrario, y con la nueva aportación tecnológica, podríamos ir seleccionando de abajo arriba, de pueblo a estado, -¡de acuerdo, mediante el complejo sistema de D’Hont!- cada uno de los pretendientes a ocupar estas jugosas carteras… Y al director de orquesta, claro.
Tal vez piensen que no tenemos capacidad para ello pero reitero que somos quienes al final tendrán que atenerse a las consecuencias.
Como dijo Winston Churchill: “La democracia es la peor forma de gobierno, excepto todas las otras formas que se han probado de tiempo en tiempo”.

martes, 23 de marzo de 2010

Una rima irresoluta

Quizás vaya siendo la hora de revisar el alfabeto. Esta vez, y de acuerdo con los progresos que se van generando a través de las civilizaciones, hemos de ponernos de acuerdo con el resto de culturas.
Es evidente que los últimos progresos llegan de la mano de la tecnología. Es por ello que deberíamos plantearnos la inclusión del símbolo @ como una compleja letra más en los abecedarios. A los expertos lingüísticos les corresponde darle un correcto sonido como vocal y lejos de la extensión de arroba.
El símbolo @, como tal, no sería necesario incluirlo pues ya se utilizaba para denominar la cuarta parte de un quintal como unidad de masa, pero en la actual dinámica de géneros venimos aprovechando el símbolo como parte de nuestro vocabulario escrito.
Es así que, donde antes decíamos “los ciudadanos y las ciudadanas de tal…”, ahora venimos escribiendo “l@s ciudadan@s de tal...” con lo que las formas femenina y masculina del sustantivo - “a” y “o”- van incluidas en esta “nueva letra” con el consiguiente ahorro ecológico… y de esfuerzo.
No creo que sea absurda esta proposición, el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMa) ha adquirido el símbolo para su colección de arquitectura y diseño. Y no hará falta recordar que la Ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ya propuso la inclusión de la palabra “miembra”, al uso latinoamericano, en el diccionario –dixit-. De esta manera, la Ministra más joven de la Democracia española se habría ahorrado esa vorágine de comentarios acerca de sus palabras.
Tal vez @ deba de carecer de signos de acentuación, máxime si se le da un carácter internacional. Ningún teclado lo acentúa.
Por cierto, para alguien que, como yo, le busca la rima consonante a los versos, ¿con qué rima @?

lunes, 22 de marzo de 2010

d10s y el Messias

Me pilló en plena infancia la ascensión al reino eterno de Diego Armando “Pelusa” Maradona, tal vez por eso, cuando me hablan de fútbol, pienso antes en él que en un Pelé al que no vi o que en un Zidane que me pilló algo trasnochado de apasionarme con simples mortales, aunque reconozco que todos ellos han sabido bailar muy bien sobre la cancha.
Es mi parecer que se han cebado con Maradona, incluso él mismo contra sí. Y lo llaman d10s. “Argentina vivió -en palabras de Valdano- en pocos años varias dictaduras militares y frustraciones sociales de todo tipo y en él hallaron una salida a su frustración colectiva”. Tal vez se explique por su baja condición social que impactara tan popularmente agravándose con sus continuos enfrentamientos contra el poder –sea cual sea éste y de donde provenga-. Quizá se necesite tener a un dios a “mano”.
Pero ¿quién no conoce sus devaneos entre la vida y la muerte? ¿Hasta qué punto influyó toda esta idolatración?
Entre los años 1982 a 1985 no consiguió ningún título personal quien estaba llamado a la gloria, tan sólo tres campeonatos con el F. C. Barcelona (Copa del Rey y Copa de la Liga en 1983 y Supercopa de España en 1984)… Y en 1986, el mundial y la cocaína.
Tiene creada una iglesia según la cual estamos en el año 49 d. D. (después de Diego) y, entre otros, uno de los títulos más honoríficos que jamás he escuchado: Maestro Inspirador de Sueños por la “Universidad de Oxford –Inglaterra-“, en 1995.
Aún así, tengo la sensación de que su vida personal no está completa. Espero que el nuevo “Messias” del fútbol tenga bien aprendida esta lección, porque está llamado a sucederle en el trono del Olimpo.

jueves, 18 de marzo de 2010

País Vasco, sí. Terroristas, no.

En la región francesa de Aquitania, más concretamente en los Pirineos Atlánticos de Francia, se halla el territorio del País Vasco francés. Vasconia se compone, por tanto de las comunidades de Navarra, Álava, Guipúzcoa y Vizcaya en territorio español y de los antiguos países de Labourd, la Soule y la Baja Navarra en territorio francés.
Sin extenderme más, es por eso que me llaman la atención las declaraciones del presidente de la V República francesa, Nicolas Sarkozy, cuando dice que “Francia no será intimidada por los terroristas ¡españoles!”. En Francia no sé, pero aquí se le dice a eso echar balones fuera.
La colaboración de los dos países en los últimos años ha sido positiva pero en absoluto creo que se deba de tomar como un cumplido hacia los españoles. Tan vasco es quien nace en Álava como en la Soule, en términos regionales.
Es cierto que el terrorismo vasco se ha centrado en el territorio español, pero en San Juan de Luz y Hendaya –Distrito de Bayona-, por poner claros ejemplos, se han refugiado bajo la misma “ikurriña” –bandera- los sanguinarios aprendices de la “ikastola” –escuela- terrorista y bárbara, sobre todo, después de perpetrar algún atentado.
Y que no se nos olvide que “Euskadi Ta Askatasuna” –País Vasco libre- centra su lucha armada en la independencia de “Euskal Herria” –país del vasco- de los estados de España y Francia, como el nacionalismo vasco lo denomina.
En España llevamos ya cincuenta años con estos miserables entre nosotros, pero los franceses también. Fue en Bayona donde se celebró la segunda asamblea de ETA en 1963.
Un apunte: ni el vascuence ni ninguna de las otras lenguas regionales francesas –catalán, bretón u occitano- disponen de reconocimiento oficial en Francia.
Una nota: el vascuence es la única lengua no neolatina que sobrevive en estas latitudes, ¡qué lástima que los etakideak –miembros de ETA- sotierren esos parajes tan destacados bajo sus acciones!.
P.D.- Sentimos enormemente, por encima de todo, la pérdida de otra persona a manos de estos terroristas, en esta ocasión y por vez primera –deseamos que la última- en Francia.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Breve demagogia de la distancia

Vivo en la distancia. Mi equipaje es el camino que hago. No estoy lejos ni cerca. No deshago ni guardo la maleta. Mi mente siempre está dispuesta a seguir a mi cuerpo y, si no, lo arrastra.
El resto son fotografías, llamadas, visitas, recuerdos,…
La distancia me ha aportado todo lo que tengo y esto es, en definitiva, lo que soy. Con ella he aprendido que bailando el olvido no existe el rencor, que mi casa no es un hogar, que volver es más que un tango, que el viento siempre sopla, que los dogmas son contingencias, que las heridas matan si no cicatrizan, que las inquietudes son cosquillas en el corazón o que vale más el después que el antes desde hoy.
Me gusta levantar el vuelo, hasta me parece una frase llena de poesía y sentido aunque también es importante saber aterrizar.
La distancia ha sido mi educación básica que he complementado con sus orígenes foráneos y excursiones por bares, conciertos y alguna que otra amistad.
Quizá la verdad esté en mi continua huida… de mí.
Distancia tiene nombre de mujer, de familia, de amigos, de recuerdos, del cariño en peligro de extinción, de los besos añorados, del guiño de la despedida, de las lágrimas de la sonrisa, del abrazo sincero, de esta letanía demagógica, de quien escribe,...

martes, 16 de marzo de 2010

Atrapados en la red

Tan cotidiano resulta a día de hoy el internet que no le damos la transcendencia que debiéramos. A modo de presentación sin barroquismos, es una red mundial única, un sistema de comunicación que comenzó en 1969 cuando se estableció la primera conexión entre las computadoras de las Universidades de California y Utah, aunque no fue hasta 1990 cuando un grupo de físicos, en la frontera franco-suiza, la Organización Europea para la Investigación Nuclear –CERN- construyó el primer cliente y el primer servidor web. En 2006 se alcanzaron los mil cien millones de usuarios.
A parte de usarse a nivel particular, lo cual es muy habitual, las empresas lo han ido adquiriendo para el desarrollo de sus negocios.
Las redes sociales se han ido creando desde el año 1997 (AsianAvenue, Blckplanet, MiGente) permitiendo que gente que no se va a ver en la vida puedan conocerse por este medio y compartir… bueno, hoy en día con los principales competidores (Hi5, MySpace, Facebook, Tuenti, Twitter, Orkut), casi todo.
Lo que no parece muy habitual, sin embargo, es que organismos oficiales o delincuentes se den a conocer por estos medios. En el último, parece más bien un exceso de vanidad.
En Italia, por ejemplo, se ha detenido a uno de los mafiosos más buscados al interceptársele su conexión a la red, pues tenía un perfil en Facebook en el que se hacía llamar… Scarface (la película de Al Pacino interpretando a Tony Montana que en castellano viene a significar “cara cortada”).
En Nueva York, el FBI detuvo el año pasado a un activista que daba instrucciones a los manifestantes contra el G-20, (que tuvieron lugar en Pittsburgh -capital del Condado de Allegheny, en Pensilvania-), a través del Twitter sobre la ubicación de los policías antidisturbios.
En Irán, la policía del régimen usó los mensajes de la oposición en la red social para controlar sus pasos.
En nuestra piel del toro, la Policía Nacional se ha abierto un perfil en Twitter (http://twitter.com/policianacional) donde cuelgan sus actuaciones más relevantes y cuenta con casi mil seguidores. Aunque, de momento, lo usan como una herramienta de comunicación más.
Relevante y más veraz fue el caso de Polonia donde, hace un par de años, prohibieron a los policías entrar en las web de redes sociales… pues en lugar de trabajar se ponían a chatear –término que ha cambiado de concepto-.
En fin, no me parecen suficientes intercepciones y creo que las fantasiosas series y películas que nos hacen llegar no redactan la realidad. De momento, el nuevo Edén para los “crackers” apuntan contra estos espacios porque pueden obtener datos personales y privados recurriendo a sencillas técnicas de ingeniería social mientras el Responsable de la división de seguridad electrónica del CNI asegura que “Los 'hackers' van rápido y nosotros, con la lengua fuera" y que "El ciberespionaje es más barato" o que “Nadie está libre de los ataques 'troyanos' en el ordenador... Tenemos mucha tecnología y poca conciencia de los riesgos asociados; eso nos hace más vulnerables.
Desde el otro lado de la red, un "servidor".

lunes, 15 de marzo de 2010

Al abordaje de nuestras costas

Es curioso. Me encantan los documentales pero sobre todo cuando llevan un mensaje de aprendizaje y concienciación en su contexto. Y, normalmente, en lo referente a nuestras costas, suelen promulgarse vídeos documentados hacia el turismo. Ya tenía ganas de ver un Documental que metiera el dedo en la llaga, que expusiera la actualidad sin mirar hacia otro lado.
Así, a partir de un encargo de Cristina Narbona en 2006, siendo ministra de Medio Ambiente, se ha realizado el Documental titulado “Las riberas del mar océano”, el cual fue financiado con más de un millón de euros del erario público.
Bien, pues ahora el Gobierno quiere retirar un fragmento del capítulo 12 dedicado a la legislación para evitar “interpretaciones tendenciosas”. No me parece correcto, lo he visto y describe la actualidad y una de las preocupaciones principales de este país… así como nuestros valores finales, por mucho que nos pese.
El fragmento concreto que quieren retirar es el más certero y que más provoca la atención del espectador, desde mi punto de vista, cuando lo relatado se documenta en noticias del telediario. Se van interponiendo unas sobre otras y da la sensación de que realmente es un problema grave que tenemos. Ahora, que cada uno que vea ese problema como lo sienta. Llama especialmente la atención uno de los fragmentos que quieren retirar en el que sale un constructor explicando en televisión que si no le dejan construir, se hace con el Ayuntamiento y se concede la licencia a sí mismo. Vergonzoso pero cierto.
Creo que si el propósito del Gobierno era sensibilizar a los españoles sobre el problema de nuestras costas y concienciarnos de las consecuencias, se equivocan quitando precisamente ese fragmento. Ahora, si la pretensión es mirar a otro lado escudándose en interpretaciones y echarle la culpa al crecimiento del nivel del agua (tres metros por encima del actual en 200 años), allá ellos. Pero el tema que se aborda principalmente es el de la ocupación de los terrenos costeros. Bien es cierto que el equipo ministerial que lo encargó ya no es el mismo.
Me agrada escuchar en un documental que gran parte del litoral español está en manos privadas, urbanizado, alterado o destruido, no existiendo en muchos casos la servidumbre de paso, protección y acceso al mar. Sí, me agrada escucharlo porque me tenía indignado y considero que la Ley de Costas actual ha fluctuado el verdadero problema costero.
Aparecen juristas, el fiscal coordinador de Medio Ambiente e incluso Fernando Palao, redactor de la Ley de Costas de 1988, que califica de pintoresca la actuación del actual equipo de Costas con los chiringuitos.
En definitiva, creo que la censura propuesta no se debe adecuar a nuestros tiempos. Si hay alguna mentira o incorrección no desvelada debe corregirse pero no ocultarse los datos reales pues, como digo, está pagado por todos. El hecho de que lo haya encargado el gobierno es por lo que no debe ceñirse al marketing político.

viernes, 12 de marzo de 2010

Miguel Delibes

Ha desaparecido la “e” del abecedario, nos hemos quedado sin esa vocal pucelana que nos enseñó a crecer por El camino.
¿Qué “Carmen” lo habrá velado durante cinco horas con citas bíblicas a la sombra alargada del ciprés? Parece que aún es de día para sus lectores.
¿Quién va a cazar ahora a las ratas?
¿Quién va a disputarle el voto al señor Cayo?
¿Quién va a seguir la partida tras la siesta con viento sur?
El príncipe ha sido destronado, ¿no será hoy el día de los santos Inocentes?
¿Qué señora de rojo sobre fondo gris pasea por la Ruta del Hereje?
¿Quién escribirá sobre una hoja roja las viejas historias de Castilla la Vieja o las cartas de amor de un sexagenario voluptuoso?
¿Quién cobrará la vida de los diarios?
No voy a pretender descubrir ahora a Miguel Delibes: Premio Nadal (1947); Premio Nacional de Narrativa (1955 y 1999) y de las Letras Españolas (1991); Premio Fastenrath de la RAE (1957); Premio de la Fundación Juan March (1959); Premio de la Crítica de narrativa castellana (1962); Homenajes en el VII Congreso Internacional de Libreros (1980) y en el V Congreso de Literatura Española Contemporánea (1991); Premio Príncipe de Asturias de las Letras (1982); Doctor Honoris Causa de las Universidades de Valladolid (1983), Complutense de Madrid (1987), del Sarre –Alemania- (1990), de Alcalá de Henares (1996) y de Salamanca (2008); Libro de Oro al Autor del año (1984); Premio de las Letras de Castilla y León (1984); Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de la República Francesa (1985); Hijo Predilecto de Valladolid (1986); Premio Cervantes (1993); Medallas de Oro de la provincia de Valladolid (1993), al Mérito en el Trabajo (1999), al Mérito Turístico del Gobierno Cántabro (2006 y 2009) y de Castilla y León (2009); Premio Luka Brajnovic de la Comunicación por la Universidad de Navarra (1997); Premio Vocento (2006); Premio Quijote de las Letras Españolas (2007); Hijo Adoptivo de Molledo (2009)… ¿Qué más se puede decir?
Fue elegido de la Real Academia Española, ocupando el sillón “e” el 01 de febrero de 1973, recibiendo de Dámaso Alonso la medalla de Académico el 25 de mayo de 1975.
Quizá sí sea el momento de la muerte y resurrección de la novela.
Requiescat in pace, descansa junto a Ángeles en el panteón de Personajes Ilustres del cementerio del Carmen de Valladolid.

jueves, 11 de marzo de 2010

Emigrar o inmigrar, he ahí la cuestión

El Nivel Económico y Social de un país tiende a ser reconocido, que no demostrable, por el índice de inmigración o emigración del mismo. Sin embargo, a nuestras costas siguen llegando miles y miles de personas, especialmente desde los años 90, buscando una “oportunidad”, pese a los nuevos índices económicos. De hecho, según el censo INE 2009, el 12% de la población española es foránea.
A nadie se le escapa que vivimos una época de recesión. Si históricamente hemos recibido inmigrantes, mayor aún ha sido la emigración. Con la crisis del petróleo de 1973 dejó de ser significativa, pero cabe destacar la fuga de cerebros, universitarios que, al acabar su formación científica, no regresan. También dejan constancia de ello los profesionales de título académico que emigran, como se ve reflejado, sin ir más lejos, en el gremio sanitario. A día de hoy, se requieren unos nueve mil facultativos y más de ocho mil han emigrado para ejercer su profesión. Y si siguen las noticias, sabrán que la Sanidad está retrasando pagos por falta de presupuesto.
No es de extrañar pues que, países como el Reino Unido, Suecia o Portugal, donde suelen ofrecer a estos profesionales mejores condiciones laborales, facilidades para la investigación y más conciliación familiar, reciban nuestros emigrantes, para ellos inmigrantes.
Algunos facultativos indican que esta crisis que atravesamos se ve agravada de inicio por un sistema estructural de los oficios mal establecido en general, no sólo en la medicina, véase el caso del sistema judicial que tiene cerca de tres millones de “casos pendientes”, por ejemplo.
Creo en el sistema económico proporcionalmente ligado al mercado de consumo. Hay que hacer encajes de bolillos con las cifras, sin duda, con todos los factores conocidos y dar un margen a lo imprevisible. La industria del ladrillo ha reventado pero se me antojan otros mercados que acabarán reventando igualmente: el mercado deportivo profesional, el publicitario o el televisivo.
No concibo cómo puede generarse tanto con el humo… salvo que lo desprenda el tabaco, claro, pero se han propuesto acabar con este negocio.
El tabaco genera un producto que se consume, no se regenera sino que se ha de reponer para los consumidores, como la alimentación o el textil. Esos son, pienso yo, mercados establecidos de consumo que ayudan a la estabilización –independientemente de lo que cada uno estime moral, no estoy tratando ese asunto-.
El deporte, sin embargo, cada vez mueve más dinero. Bien, el generado por la asistencia a los eventos es, como el tabaco, un producto que se consume y se repone pero los ingresos generados por publicidad y televisión son cada vez mayores y me temo que se están alcanzando unos presupuestos insalvables. Lo peor de todo es que no escarmentamos y, cuanto mayor sea la torre, más entorno abarcará.
Concluyo: Los emigrantes e inmigrantes sólo nos distinguimos en el paso tomado en una frontera.
Y acabo: No es lo mismo vender tabaco que, directamente, el humo.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Creencia y fe... en mí

¿Cómo podría definirse concretamente la religión? Me temo que de tantas maneras como religiones hay. En un principio básico y general, se basa en el conjunto de creencias y prácticas colectivas o personales del tipo existencial, moral o espiritual. En lo colectivo suelen crear una tendencia festivo-cultural en la sociedad en que se desarrolla.
El ser humano se ha agarrado desde los inicios a estas creencias para dar sentido a la existencia y defenderse de su ignorancia y temores o supersticiones, dicho grosso modo.
Sin entrar en exceso en “sermones”, siempre me han atraído las leyendas y la mitología “a nivel usuario” pero como quien lee un cuento. No he encontrado sentido a mi vida en ninguna creencia, ya sea el cristianismo, islamismo, budismo, hinduismo, judaísmo, etc.. Ni siquiera el agnosticismo o el ateísmo encajan con mis inquietudes.
No obstante, parafraseando a Jostein Gaarder en El Castillo de los Pirineos, “Creo en la competencia de la cosmología y la astrofísica, y creo en lo que son capaces de contarnos la biología y la paleontología sobre la evolución de la vida en la Tierra. Creo profundamente en la visión del mundo que nos ofrece la ciencia. Es una visión que se va ajustando continuamente... Pero yo creo en las leyes de la naturaleza, lo que en última instancia significa las leyes de la física y de las matemáticas… Sabemos y comprendemos mucho más que nuestros antepasados”.
Sólo quería dejar constancia de ello, es lo más cercano que siento. Y héteme aquí, pues. Ecce homo.
Dos datos curiosos: El budismo, el jainismo y el taoísmo datan de hace unos 27 siglos y el culto egipcio duró algo más de 30 siglos. Otro es que hay textos religiosos que cuentan con muchos siglos de antigüedad como el Poema de Gilgamesh (considerada la narración más antigua escrita, redactada sobre tablillas de arcilla y escritura cuneiforme), el Libro de los Muertos(de la mitología egipcia), los cuatro Vedás (escritos sánscritos base de los textos sagrados del hinduismo), la Biblia (conjunto de libros canónicos del judaísmo y cristianismo, traducida a 2303 idiomas) o el Corán (el libro sagrado del islam).

jueves, 4 de marzo de 2010

La Lidia, ese arte

Surge la problemática en Cataluña por la tauromaquia, donde ha llegado al Parlamento con la finalidad de abolir la Fiesta o no, en un debate que levanta ampollas en unos y otros, tras la aprobación a trámite de la Iniciativa Legislativa Popular para que se cierren las plazas catalanas.
Se especula entre el arte y el sacrificio, entre la perpetuación de una especie y el sufrimiento de la misma, pero algunos parecen aprovechar la tesitura para calzar una cuña nacionalista.
Argumentos:
El maestro Joselito dice que se “habla de sentimientos, tradición, cultura y valores… El toro de lidia es el animal más hermoso del mundo, el mejor tratado, que desaparecería si se cerraran las plazas". Por su contra, el destacado científico y escritor Jorge Wagensberg afirma que "No es admisible un espectáculo que requiera el sufrimiento de un ser vivo".
El “filipino” Aute lo define como “un ataque a la libertad de expresión en el ámbito del arte, de la cultura. Es por ahí por donde hay que parar, templar y nunca mandar al toro 'antitaurino' (valga la contra-redundancia). Esos son los cuernos que hay que agarrar. Y qué hacemos con Goya, ¿prohibimos su 'Tauromaquia'?. Y con Picasso, ¿eliminamos el toro de su 'Guernica'?. Y con Ortega, Bergamín, Lorca, Hemingway, Welles, Bizet, Blasco Ibáñez, Barceló, Francesco Rossi, Carlos Velo... todos ellos amantes del arte de la tauromaquia y no por ello sospechosos de 'españolismo' retrógrado. ¿Son unos incivilizados bárbaros?. En cuanto al tema del sufrimiento del toro, de su tortura y muerte, ningún aficionado va a las corridas por sadismo, a ver sangre. Todo lo contrario. Espera y desea ver una faena limpia, lo menos dolorosa posible para toro y torero. El aficionado va en busca de magia, de belleza, de eso que llaman 'instante que detiene el tiempo'; una emoción difícilmente explicable pero que hasta el más lego en la materia, también experimenta”.
El líder budista aborrece cualquier tipo de maltrato animal y parece que el debate ha levantado su interés sugiriendo a través de la Asociación para la Defensa de los Derechos del Animal que prohíban las corridas de toros en Cataluña. "Creo que existen considerables evidencias de que las corridas de toros son una práctica cruel que inflige de forma pública un dolor atroz a animales inocentes y sintientes", dice el Dalai Lama en una carta, en la que explicita la reclamación a los diputados: "Doy soporte a la Iniciativa Legislativa Popular promovida por ONGs y ciudadanos catalanes para prohibir las corridas de toros en Cataluña. Hago un llamamiento al Parlamento de Cataluña para que vote a favor de la reforma del artículo 6.2ª de la Ley de Protección de los Animales de Cataluña, y abolir definitivamente la excepción que permite las corridas de toros".
Dicho esto, que cada cual piense lo que estime oportuno. Yo me quedo con la ilusión de las tardes de toros con una faria en la boca y el arte de mi hermano relatándome algo que no conozco mucho pero que disfruto como… eso, la Fiesta, las tardes de Lidia.

miércoles, 3 de marzo de 2010

Terremoto

Según la Nasa, el terremoto de 8’8 grados que ha padecido hace unos días la costa de Chile, el séptimo de mayor densidad de la historia, puede haber cambiado la rotación del Planeta y acortado la duración de los días en la Tierra. Sin embargo, los simples mortales no lo apreciaremos, se trata de tan “sólo” 1,26 milisegundos, según han informado desde Pasadena.
Pero antes de continuar, primero quiero expresar mis condolencias a los afectados.
Lo que más ha impresionado han sido los ocho centímetros en que se ha desplazado el eje de la Tierra. Como comparativa con algo que podamos relacionar, el de Sumatra en 2004 fue de 9’1 grados, acortó los días en 6,8 microsegundos y cambió el eje en 7 centímetros. Las consecuencias en Chile han sido más significativas debido a que el epicentro se ha dado en latitudes medias registrando un ángulo más pronunciado conforme al eje de la Tierra, que no se trata del eje norte-sur.
El terremoto más fuerte registrado también acaeció sobre Chile, con 9,5 grados en 1960.
Después de esto, lo único que nos queda es aguardar a que la distribución de Poisson con sus probabilidades se ahoguen en medio de los océanos y las placas encuentren de una puñetera vez su sitio en la Tierra… pero todos sabemos que eso no sucederá.
Me resulta curioso cómo, en algunas zonas, el ser humano encaja estos azotes de la Naturaleza con cierta permisividad. No concibo estar expuesto continuamente a que la madre Naturaleza venga a destruirme. Igual que no concibo cómo el ser humano se empeña en seguir interponiéndose en su curso natural. Aunque supongo que se debe a que me sitúo fuera de su alcance, hasta el momento.
Quizá, el contenido de mis palabras variaría mucho si escribiera desde Valdivia, Kantto, Puerto Príncipe, Tanshan, Indonesia, California o Messina, por poner un ejemplo de los cerca de cuatrocientos mil terremotos que se han contabilizado ya desde 1963 y que, a saber, cuántos milisegundos y centímetros habrán modificado. De los daños personales nos hacemos una idea…
Claro, que también es probable que ya no pudiera escribir nada.
No soy ningún experto en esta materia pero me apetecía escribir sobre ello, un poco por ellos, y porque aún puedo hacerlo mientras afuera llueve.

martes, 2 de marzo de 2010

Fumar es un placer... acotado

Supongo que no se le puede quitar la razón a quien la tiene. Tal vez sí a quien la lleva. Pero no merece tanto la pena tratar de quitársela a quienes son capaces de perderla con las maneras de plantearla (improperios, bramidos,…).
Claro. Quien me conozca un poco habrá supuesto ya que me dispongo a escribir sobre el tabaco, pero procuraré ser comedido.
Soy un auténtico fumador convencido. Más de un@ habrá tenido ya la sensación de que padezco la peste “bofítica” –bofe- o algo similar. Al menos, procuraré no echar pestes.
Está en boca de todos este temita que se las trae y, en pos de evitar malinterpretaciones, diré que no voy a defender el tabaco. Sí el derecho a fumar. Sí el derecho a no respirarlo.
Para empezar, dudo que sea éticamente correcto fulminar el derecho a elegir. Pienso que sería más correcto educar a los que fuman… y a los que no.
¿A quién se le escapa, puestos a respetar, que dejar de fumar conlleva unos sacrificios fuera del alcance de muchas voluntades? No voy a ponerme barroco pero os podría dar referencias sobre declaraciones de personas que han conseguido dejarlo y no se han olvidado ni un solo día de su vida del tabaco.
A mí no se me escapa que hemos llegado a esta situación debido a los que fuman y no respetan a quienes les molesta el humo. Creo que he pedido permiso para fumar en casi todos los sitios donde he entrado y, donde se me ha negado, no lo he hecho.
Lo que me temo es que terminemos censurando El fumador de pipa de Cèzanne, Mi cigarrillo de Picasso, el Hombre fumando de Botero, el autorretrato de Van Gogh fumando, el Fumador dormido de Dalí… ¿sigo? Por lo pronto, a un artista de los ruedos, como lo es Morante de la Puebla, le recriminan que fume puros en el callejón.
Los bares han marcado nuestra cultura con ambiente de tabaco. Si en un lugar no puedo fumar, soy respetuoso y no lo hago. Sean tolerantes y déjennos ese huequecito donde entre cigarros y cafés o un vinito nos sentimos más a gusto de tertulia. Yo no he salido a despotricar al que haya decidido abrir un local para no fumadores aunque es curioso el escaso número de locales que lo hacen, alguna razón habrá…
Tal vez, otra solución sería dar equis licencias de bares para fumadores y un porcentaje a estudiar para bares de no fumadores.
Mientras, como esto es un espacio público, me retiro por hoy... a echarme un cigarrito.