lunes, 15 de marzo de 2010

Al abordaje de nuestras costas

Es curioso. Me encantan los documentales pero sobre todo cuando llevan un mensaje de aprendizaje y concienciación en su contexto. Y, normalmente, en lo referente a nuestras costas, suelen promulgarse vídeos documentados hacia el turismo. Ya tenía ganas de ver un Documental que metiera el dedo en la llaga, que expusiera la actualidad sin mirar hacia otro lado.
Así, a partir de un encargo de Cristina Narbona en 2006, siendo ministra de Medio Ambiente, se ha realizado el Documental titulado “Las riberas del mar océano”, el cual fue financiado con más de un millón de euros del erario público.
Bien, pues ahora el Gobierno quiere retirar un fragmento del capítulo 12 dedicado a la legislación para evitar “interpretaciones tendenciosas”. No me parece correcto, lo he visto y describe la actualidad y una de las preocupaciones principales de este país… así como nuestros valores finales, por mucho que nos pese.
El fragmento concreto que quieren retirar es el más certero y que más provoca la atención del espectador, desde mi punto de vista, cuando lo relatado se documenta en noticias del telediario. Se van interponiendo unas sobre otras y da la sensación de que realmente es un problema grave que tenemos. Ahora, que cada uno que vea ese problema como lo sienta. Llama especialmente la atención uno de los fragmentos que quieren retirar en el que sale un constructor explicando en televisión que si no le dejan construir, se hace con el Ayuntamiento y se concede la licencia a sí mismo. Vergonzoso pero cierto.
Creo que si el propósito del Gobierno era sensibilizar a los españoles sobre el problema de nuestras costas y concienciarnos de las consecuencias, se equivocan quitando precisamente ese fragmento. Ahora, si la pretensión es mirar a otro lado escudándose en interpretaciones y echarle la culpa al crecimiento del nivel del agua (tres metros por encima del actual en 200 años), allá ellos. Pero el tema que se aborda principalmente es el de la ocupación de los terrenos costeros. Bien es cierto que el equipo ministerial que lo encargó ya no es el mismo.
Me agrada escuchar en un documental que gran parte del litoral español está en manos privadas, urbanizado, alterado o destruido, no existiendo en muchos casos la servidumbre de paso, protección y acceso al mar. Sí, me agrada escucharlo porque me tenía indignado y considero que la Ley de Costas actual ha fluctuado el verdadero problema costero.
Aparecen juristas, el fiscal coordinador de Medio Ambiente e incluso Fernando Palao, redactor de la Ley de Costas de 1988, que califica de pintoresca la actuación del actual equipo de Costas con los chiringuitos.
En definitiva, creo que la censura propuesta no se debe adecuar a nuestros tiempos. Si hay alguna mentira o incorrección no desvelada debe corregirse pero no ocultarse los datos reales pues, como digo, está pagado por todos. El hecho de que lo haya encargado el gobierno es por lo que no debe ceñirse al marketing político.

No hay comentarios:

Publicar un comentario