jueves, 4 de marzo de 2010

La Lidia, ese arte

Surge la problemática en Cataluña por la tauromaquia, donde ha llegado al Parlamento con la finalidad de abolir la Fiesta o no, en un debate que levanta ampollas en unos y otros, tras la aprobación a trámite de la Iniciativa Legislativa Popular para que se cierren las plazas catalanas.
Se especula entre el arte y el sacrificio, entre la perpetuación de una especie y el sufrimiento de la misma, pero algunos parecen aprovechar la tesitura para calzar una cuña nacionalista.
Argumentos:
El maestro Joselito dice que se “habla de sentimientos, tradición, cultura y valores… El toro de lidia es el animal más hermoso del mundo, el mejor tratado, que desaparecería si se cerraran las plazas". Por su contra, el destacado científico y escritor Jorge Wagensberg afirma que "No es admisible un espectáculo que requiera el sufrimiento de un ser vivo".
El “filipino” Aute lo define como “un ataque a la libertad de expresión en el ámbito del arte, de la cultura. Es por ahí por donde hay que parar, templar y nunca mandar al toro 'antitaurino' (valga la contra-redundancia). Esos son los cuernos que hay que agarrar. Y qué hacemos con Goya, ¿prohibimos su 'Tauromaquia'?. Y con Picasso, ¿eliminamos el toro de su 'Guernica'?. Y con Ortega, Bergamín, Lorca, Hemingway, Welles, Bizet, Blasco Ibáñez, Barceló, Francesco Rossi, Carlos Velo... todos ellos amantes del arte de la tauromaquia y no por ello sospechosos de 'españolismo' retrógrado. ¿Son unos incivilizados bárbaros?. En cuanto al tema del sufrimiento del toro, de su tortura y muerte, ningún aficionado va a las corridas por sadismo, a ver sangre. Todo lo contrario. Espera y desea ver una faena limpia, lo menos dolorosa posible para toro y torero. El aficionado va en busca de magia, de belleza, de eso que llaman 'instante que detiene el tiempo'; una emoción difícilmente explicable pero que hasta el más lego en la materia, también experimenta”.
El líder budista aborrece cualquier tipo de maltrato animal y parece que el debate ha levantado su interés sugiriendo a través de la Asociación para la Defensa de los Derechos del Animal que prohíban las corridas de toros en Cataluña. "Creo que existen considerables evidencias de que las corridas de toros son una práctica cruel que inflige de forma pública un dolor atroz a animales inocentes y sintientes", dice el Dalai Lama en una carta, en la que explicita la reclamación a los diputados: "Doy soporte a la Iniciativa Legislativa Popular promovida por ONGs y ciudadanos catalanes para prohibir las corridas de toros en Cataluña. Hago un llamamiento al Parlamento de Cataluña para que vote a favor de la reforma del artículo 6.2ª de la Ley de Protección de los Animales de Cataluña, y abolir definitivamente la excepción que permite las corridas de toros".
Dicho esto, que cada cual piense lo que estime oportuno. Yo me quedo con la ilusión de las tardes de toros con una faria en la boca y el arte de mi hermano relatándome algo que no conozco mucho pero que disfruto como… eso, la Fiesta, las tardes de Lidia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario