miércoles, 28 de abril de 2010

Guinness de Seguridad en Huelva.

Hoy se ha llevado a cabo una labor en la Universidad del Carmen de Huelva que creo que debe hacerse un hueco en la República Independiente de Mi Blog.
Conmemorando el Día Mundial de la Seguridad en el Trabajo -lo cierto es que me gustan más "estos santorales"-, la Universidad de Huelva y la Junta de Andalucía se propusieron realizar el casco de seguridad más grande del mundo con el fin de promocionar los valores de la prevención.
Desde enero, Damian del grupo La Clave y algunos amigos de Rafa y Mónika (ReciclArte) han ido confeccionando la obra -al César lo que es del César-, quienes lo han llevado a cabo con 2.800 cascos amarillos de seguridad reciclados y unos 200 alumnos universitarios que han aparecido y han salido en la foto, aparte del clásico "ejem, ejem" de alguna subvención.
El casco ha llegado a medir en total la friolera de cinco metros de altura por siete de anchura, nada más y nada menos.
La realización de esta labor he podido seguirla gracias a la presencia en el acto -me supongo que también habrá echado alguna mano- de mi compañera en la "Asociación Cultural y Musical Sinfonía XXI" Gurutze "Peque" Gabiola, una mujer con tantas inquietudes como venas guarda su piel, quien ha realizado... innumerables fotos del evento, disponibles en su "feisbuk" y próximamente, seguro, en alguna galería de museo... sin olvidarme del amigo Raúl.
Esta iniciativa de la Consejería de Empleo ha sido revisada y certificada por los Jueces del Guinness, quienes han comprobado que se cumplen todos los requisitos para entrar en el Libro Guinness, que es el libro oficial de los récords... y que a Peque no se le escapa detalle.

martes, 27 de abril de 2010

La leyenda de la muerte de Paul.

Sobre las 5 de la mañana del 9 de noviembre de 1966, cuatro mozalbetes de Liverpool, de renombradas aptitudes musicales, preparaban el álbum Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band. Formaban el grupo The Beatles.
Tras una bronca del bajista, compositor y vocalista Paul con el resto, éste decidió salir a despejarse en su Austin-Healey, un deportivo descapotable.
Parece ser que el enfurecimiento lo trasladó al acelerador, lo cual le impidió apreciar un semáforo en rojo y un camión que lo terminó arrollando.
Sin embargo, los rumores de tal hecho no salieron a la luz hasta que empezó a circular a través de los medios de comunicación estadounidenses en octubre de 1969, cuando el vocalista y guitarrista John ya se encaminaba en solitario y tras unos coincidentes 3 ó 4 años sin que las canciones fueran compuestas por Paul y John juntos, lo que alimenta más la leyenda.
Se dice que, tras el posible fallecimiento de Paul, éste fue sustituido por un policía canadiense llamado Billy Shears (una combinación del nombre del líder ficticio de Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, William Sheppard).
Para avivar más la llama, los seguidores de esta trama hallan pistas en cualquier lado alimentando la leyenda: En Abbey Road aparece el texto "él no se percató de que las luces habían cambiado"; en la famosa portada de Abbey Road cruzan el paso de peatones John de blanco predicador, el baterista y vocalista Ringo de negro para dar los servicios funerarios, el guitarrista y vocalista George de azul enterrador y el propio Paul, con los ojos cerrados, descalzo para ser velado, un cigarro en la mano diestra siendo zurdo y llevando el paso cambiado; en la contraportada de Sgt. Pepper Lonely Hearts Club Band, Paul sale de espaldas y, en la parte inferior de la portada, aparece una supuesta tumba adornada y un bajo hecho con flores con sólo 3 cuerdas, como faltando un Beatle.
En fin, a Elvis lo resucitan y a Paul lo entierran. Del que no puede negarse su estado es del gran John que murió públicamente abatido a tiros en la puerta de su casa en Manhattan, en el edificio Dakota, la noche del 8 de diciembre de 1980... ¿O, tal vez, no?

lunes, 26 de abril de 2010

Sentencias ejemplares.

Quiero contar la historia de un hombre encaminado a ser abogado y que ha acabado siendo uno de los más prestigiosos jueces de la piel del toro. Y quiero dedicárselo a mi hermano, para que no decaiga nunca en su lucha particular por su fe.
En Granada cuentan con un manchego que cabalga por las ilimitadas llanuras de la justicia de menores sobre su corcel, tal vez blanco aún.
Fue un pequeño díscolo que acabó en un correccional o, como él dice, tímido para los estudios. Hoy es el Magistrado D. Emilio Calatayud.
Llama la atención que no parece temer la espada de Damocles. Lucha desde la cordura y la coherencia por la justicia en la sociedad bajo su concepción y capacidad de mando.
Son curiosas, y sirvan como ejemplo, sus sentencias, conocidas ya por doquier y relatadas en su libro "Mis condenas ejemplares". "Condenas" que consisten en aprender a leer, escribir o dibujar, o a sacarse el graduado, o a replantar bosques, o a limpiar botellones,... en lugar de internarlos -salvo caso verdaderamente necesario-.
También ha condenado a impartir clases de informática por crackear el sistema de varias empresas, a patrullar junto a la policía por conducción temeraria sin permiso, a visitar traumatología por conducir sin seguro, a trabajar con los bomberos por incendiar papeleras,... Estamos hablando de "condenas" a menores.
Se le puede ver en muchos videos de youtube tratando de enderezar los renglones torcidos de la sociedad desde la base y clamando por la reeducación. O con un cigarro en la mano abroncando a un menor por sus vicios.
Se le critica de blando y paternalista. Un juez ejemplar que cabalga en solitario, tal vez, pero que se cree la ley y apuesta por ella.

viernes, 23 de abril de 2010

Amazonas y esclavas.

Muchas han sido las situaciones de la mujer en la historia. Salvo la leyenda de las Amazonas, y siempre allende los confines de la civilización, no ha existido un imperio tan matriarcal como patriarcales han habido, hay y, posiblemente, sigan habiendo.
En la actualidad, en nuestra cultura la mujer ha ido recuperando el lugar que le corresponde en la sociedad y en el planeta como persona -exactamente el mismo que el del hombre-, aunque aún quedan flecos -desproporcionados si atendemos a las feministas, tan visceralmente injustas como los machistas-. Y nótese que tendemos a distinguir, principalmente, la cultura occidental y la oriental.
Choca pues escuchar o leer en los medios de comunicación la problemática que surge continuamente por el uso del hiyab u otras ornamentaciones que oculten la cabeza. Aunque no hemos de olvidar que los medios se ganan mejor la vida con la mediatización de las noticias, lo cual ha de tenerse en cuenta para ser imparcial.
Y me joden los estigmas mentales cuando se somete al expolio verbal la actitud de las mujeres islamistas.
Sangro por su uso condicionado por género o de clase social. No por moda o convicción religiosa. En el catolicismo es común el uso de un velo como un complemento en la práctica de los sacramentos y en la mayor manifestación de esta religión se ocultan bajo capirotes los penitentes o se cubren con mantos a las vírgenes. Y no hemos de olvidar a las ancianas del área mediterránea, por poner un ejemplo.
Ahora, cuando viajamos a otros lugares, hemos de respetar las normas de culto, como descalzarse para entrar en un templo, y de ley o terminamos pagando por ello. Así deben respetarse todas las culturas, incluida la nuestra. Es sólo cuestión de despojarse, un@s y otr@s, de esos vestigios preconcebidos y tratar de hallar un punto intermedio de convivencia entre las culturas -utopía, se dice-.
Aunque esto es sólo la opinión de un tipo sin religión ni cultos que procura respetar cada postura.

miércoles, 21 de abril de 2010

La Ley de Murphy.

Sin apenas darnos cuenta -siempre que mantengamos buena conducta-, tal vez lo más rutinario, aparte de las necesidades fisiológicas, para las personas es la legalidad.
Cada vez que cruzamos una calle, salimos al campo, tomamos algo, conocemos a alguien,... todo ha de regirse dentro de unos parámetros establecidos de comportamiento que nos marcan las leyes. A partir de ahí, que cada uno desarrolle su personalidad.
Y claro, son necesarias para que no te vulneren los derechos.
Y nuevamente claro, aunque a veces se nos olvide, es obligatorio y vital cumplir con los deberes.
Las leyes son establecidas por los órganos competentes de cada lugar en los momentos adecuados para ello -se supone- y, por muy ignorante que sea uno, no puede alegar desconocimiento de las mismas. Lo dicen las leyes.
Ayer, debatía con un amigo sobre el trastorno que conllevan a quienes han de interpretarla, de una u otra manera, pues con el paso del tiempo cada ley se va remodelando acorde a las circunstancias.
Corresponde, principalmente, a las partes del Estado aplicarlas en un término final y debería ser obligación del mismo la actualización de cada remodelación y dar acceso a cada usuario de las mismas -a tod@s- al contenido actualizado y en un lenguaje más accesible- no se exige capacidad pero sí conocimiento-. Sin embargo, esta parte no se cumple. Si un@ lo quiere refundido y claro ha de pagar por adquirirlo a la parte privada que lo desarrolla, está claro, con más ahínco y profesionalidad, pues le va en ello.
Me aclaraba mi amigo sobre el doble juego de algunos entre lo público y lo privado. El interés de una u otra parte, especialmente económico, está claro pero como quien hace la ley hace la trampa...
No quiero empalagar con términos jurídicos, de manera que aquí dejo mi propuesta -no de ley- que se hace pública con efecto inmediato a partir de la publicación de la misma en la república independiente de mi blog.
Ya lo dice la Ley de Murphy: Cualquier solución entraña nuevos problemas. No hay problema que no pueda resolverse creando otros.
Por cierto, ¿alguien sabría decirme el número total de leyes por las que nos regimos en este país?

martes, 13 de abril de 2010

La leyenda de Elvis.

Are you lonesome tonight? Voy a tratar de relataros una leyenda sobre el que fuera hijo del Gospel de Mahalia Jackson, del Blues de John Lee Hooker y del Country de Hank Williams: El Rey -a favor de alguno tenía que estar-.
Según reza en el Rock and Roll Hall of Fame and Museum "Por haber surgido de circunstancias humildes y haber lanzado con su imponente voz y con su carismática presencia en los escenarios, lo que fue la revolución rockabilly, Elvis, es indiscutiblemente el *Rey del Rock and Roll*"
Uno de los deseos de Elvis Aaron Presley era convertirse en agente secreto. Pretendía capturar a los narcotraficantes que vendían drogas a la juventud. El sureño pensaba que, dada su influencia, podría ser de gran ayuda para la batalla contra los estupefacientes, el comunismo y la tensión racial reinante.
La mañana del 21 de diciembre de 1970, el Rey del R&R se trasladó a la Casa Blanca con la intención de hablar con Nixon, para convencerlo sobre la inmensa ayuda que él podría aportar si se conviertiese en agente. Además, en dicha cita, se explayó contra The Beatles -le pareció que el cambio de imagen de estos inducía al consumo de drogas- y el comunismo. A cambio, el de Tupelo -Mississippi- le regaló al presidente una Colt-45 con siete balas de plata.
No es necesario decir cómo iba de puesto de pastillas aquella mañana, pero a Nixon le sirvió para orear, en cierto modo, su mala imagen.
Al final de la reunión, Elvis consiguió lo que quería pues Nixon le concedió una placa de Agente Federal. De esto, hay todo un museo en la Biblioteca Presidencial Richard Nixon en California.
Se supone que nunca llegó a usarla aunque coincide con su declive artístico y ¿personal?.
Según la versión oficial, murió el 16 de agosto de 1977 en su mansión Graceland en Memphis -Tennesse-. Pero es mucha la gente que mantiene que Elvis está vivo -Iker Jiménez incluido-.
En palabras de Calamaro "Elvis está vivo, en Memphis lo saben todos pero es gente muy discreta y no dice nada".
Tal vez, el pensionista John Burrows prefiera cobrar su pensión a los derechos que corresponderían al Rey del Rock and Roll. O, tal vez, tan sólo sean controversias para mantener vivo el mito.
Lo que está claro es que su legado perdura y nadie lo discute.

lunes, 12 de abril de 2010

La República Independiente de mi Blog.

No tengo ningún afán político a la hora de ideologizar mi postura contra la monarquía. No se trata de ser de derechas o de izquierdas, propongo más bien no perder el norte.
Tal vez, en épocas de señoríos fuera la forma más eficaz de sostener las riendas estabilizantes, y arrear las expansivas, de las regiones. No dudo de la doble lectura que pueda aportar la historia, pero nos encontramos en una época en la que se me antoja difícil sostener un razonamiento lógico que haga perdurar este sistema.
Y resulta incalculable el patrimonio que ¡poseen!, lo que habrán acumulado, recaudado y heredado a lo largo de la historia, desde... ¿los visigodos?, ¿los católicos?, ¿don Pelayo? A esto se une, bajo la ingeniosa frase de "... una cantidad global para el sostenimiento de su familia y su casa, y distribuye libremente la misma" -art. 65 de la Constitución-, un presupuesto anual de 8'9 millones de euros, tan "sólo" unas cien veces más que un europarlamentario, a quien no le preguntan siquiera si tiene familia numerosa.
¡Y es la primera vez que se congela el sueldo de sus realezas! Aunque con las aportaciones privadas que seguirán recibiendo de sus bufones sospecho que conseguirán seguir llegando a fin de mes (menos mal que la seguridad, actos, dietas de viajes, etc., van en otro presupuesto).
Creo que un buen tiempo de pre-adaptación (o readaptación), vista la experiencia en este país, a una república podría establecerlo el actual monarca convirtiéndose en el primer gobernante de la misma. Tras los primeros años de mandato de rigor, habría transcurrido un tiempo más que adecuado para encauzar la continuidad electa o su sucesión.
Obviamente, no se trata de compararse con ninguna república, y mucho menos con las dos que nos anteceden. Considero que lo adecuado es aprender y progresar. ¿El sistema? ya lo expresé en http://donjuandelacalle.blogspot.com/2010/03/el-oculto-poder-del-pueblo.html y lo mantengo.
No obstante, le veo un pero importante a la república y es que se politizaría el estado en detrimento de los asuntos internacionales. A favor, sobre todo y añadido a lo expuesto, que dejaríamos de mantener a una familia que... Mejor no sigo, no quiero acabar como Guillermo Torres (el jueves).

viernes, 9 de abril de 2010

Ahí es nada, para Antonio Vega.

Agonizaba el año 2004 cuando conocí a mi compadrito Ángel Arroyo y, desde el principio, supe que nacía una verdadera historia fraternal entre ambos.
Él venía de lidiar sobre los escenarios con La Tercera República o Los Secretos, aparte de guardar en el cajón de sus memorias las historias compartidas con Enrique Urquijo, Quique González o de la guitarra que le cuidó durante años al guitarrista de Medina Azahara, Paco Ventura, hasta que se la devolvió cuando se reencontraron en un concierto. Ahí es nada.
Con la calidez humana que le caracteriza, hemos compartido muchas andanzas desde entonces, algunas de prensa rosa -top secret- y otras sobre los escenarios a los que me ha subido, pero recuerdo especialmente la escapada que hicimos en marzo de 2005 desde Huelva a Madrid, a la casa de Javier Urquijo donde se había instalado, por su delicada salud, Antonio Vega para grabar su último disco de estudio en solitario "3000 noches con Marga".
De aquella larga noche -cercana al aniversario de la muerte de Marga- podría contar un sinfín de anécdotas que prefiero, sin embargo, guardar en ese cajoncito del que os hablaba, que es donde mejor se conservarán y adquirirán su debida solera. Sí diré que sí tuvimos el placer de compartir una noche de guitarras, armónicas y voces entre los cuatro: Ángel Arroyo, Antonio Vega, Javier Urquijo y Juan Calle. Ahí es nada.
Aquella figura cadavérica y enfermiza que nos miraba de imposible reojo con precaución terminó regalándonos gran parte de su sabiduría... Y el 12 de mayo hará un año desde que se retiró el aprendiz de arquitecto, sociólogo y piloto, maestro de trastes y alineaciones vocales, a los universos que supo dibujar con sus canciones.
Hoy, muchos de los grandes que quedan, le rinden homenaje al más admirado por mi compadrito.
A cambio de las fotos, mi cd firmado y la Gibson de Ángel dedicada premonitoriamente, aquella noche le entregamos unos versos que habíamos escrito en el tren, durante el trayecto de ida, y que recibió sonriendo con su característica muesca de agradecimiento:

Este día cualquiera (Pensamiento y deseo, 05 de marzo de 2005)
Para Antonio Vega Tallés

Hay tesoros que se encuentran
si estás esperando nada,
como personas que te entran
teniendo desordenada
la habitación.
Me dejo llevar por ti
al sitio de tu recreo,
hay cosas que nunca vi
pero por lo menos creo
al corazón.
Hay un Arroyo en la Calle
donde escuchamos al Vega,
se percibe con detalle
cada nota de la entrega
de su creación.

Ahí, ya es nada y lo es todo.

miércoles, 7 de abril de 2010

¿Dylan o China Vs. Tíbet?

¿Qué no se habrá escrito ya sobre Robert Allen Zimmerman, Bob Dylan? ¿Qué falta por escribirse sobre él?
Estoy de acuerdo con el discurso del Boss: "Bob liberó nuestra mente del mismo modo en que Elvis liberó nuestro cuerpo".
Pero a Dylan se le multiplican los Jerry Wexler, esta vez con mentalidad de dirigentes asiáticos, quienes le han denegado los permisos para sus conciertos previstos en China, en pos de evitar un posible delirio solidario con el Tíbet.
Lo peor no es que se lo pierdan los dirigentes chinos, sino el culto y el derecho de los que privan a los ciudadanos de una de las regiones y culturas más antiguas de la humanidad.
Y no sólo han vetado al de Minnesota, también han padecido en sus carnes este trato inquisidor los Rolling Stones, Oasis, Jay-Z, o la islandesa Björk que ya gritó hace un par de años "¡Tíbet libre!" en Shanghai.
En todo este proceso, el pertinente intercambio de declaraciones acusatorias entre dirigentes y promotores.
Espero que nada ni nadie irradie en los conciertos que el maestro tiene previsto dar el 24 de junio en Barcelona y el 26 de junio en Vitoria.
Escuchando Lonesome day blues, me viene a la cabeza que Bob Dylan, a puntito de cumplir la edad erótica, no se encamina apenas por los senderos de la agitación masiva, y menos aún si es por un campo que ya está trillado. Se ocupa, más bien, de seguir sin revisar los frenos de su Triumph 500 para caer cuantas veces sea necesario sobre el lodo que nadie pisa y desquitarse de estigmas etiquetados de postín y poder seguir haciendo malabarismos sobre los renglones y pentagramas donde se escriben y componen las canciones que nadie haya hecho jamás.
No se olviden de quien es el maestro.

martes, 6 de abril de 2010

De los Libros Prohibidos y del anonimato

Uno de mis autores favoritos, de siempre, ha sido el creador de obras como Robin Hood, El Cantar del Mío Cid, Las mil y una noches o El Romancero viejo.
Pues bien, una de mis obras preferidas ha dejado de ser Anónima para pasar al legado del poeta y diplomático Diego Hurtado de Mendoza, a quien tendré que situar entre mis prelados literarios, pues es autor, nada más y nada menos, de "La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades".
Dicho desengaño sobre la autoría de la que posiblemente sea la primera novela moderna se lo debo a nuestra paleógrafa contemporánea Mercedes Argulló, quien ha llegado a esta conclusión gracias a unos documentados hallados en la testamentaría del cronista López de Velasco, que fue albacea de Hurtado de Mendoza.
Tampoco es de extrañar que se ocultara tras el anonimato pues, al poco de ser publicado en pleno siglo XVI, fue censurado llegando a formar parte del Catálogo de los Libros Prohibidos debido, en gran parte, a un contenido demasiado obsceno e irreverente para aquella época.
Autores como Fernando de Rojas -La Celestina-, Sebastián de Horozco -Emblemas morales- o Lope de Rueda -Eufemia-, entre muchos otros, se quedan sin esa prestigiosa autoría que se les había supuesto.
No hemos de olvidar, dicho sea de paso, que en esa época negra de nuestra historia, convivían la censura real con la inquisitorial, aunque esta última se ensañaba más con las obras de teatro por su capacidad de llegar a quienes no sabían leer.
Es de mi parecer que la censura de esta época y de todas en general actúan desde la ignorancia. Es una lástima que no supieran paladear tan sugestiva lectura.

lunes, 5 de abril de 2010

Un lugar para las dudas.

De que la vida sigue siendo un misterio da buena cuenta el hallazgo de la Nasa en la Antártida, donde ha detectado la existencia de dos seres vivos a casi 200 metros bajo "hielo", en plena oscuridad, lo cual ha alterado las teorías sobre los requisitos necesarios para desarrollarse la vida.
Los hallazgos han sido un crustáceo denominado "Lyssianadis Amphipod" de 8 cms. de longitud y el tentáculo de una medusa de unos 30 cms., que fueron divisados por una cámara de video que se introdujo a través de la gruesa capa de hielo y que descendieron hasta el profundo "reino de la oscuridad".
Esto hace plantearse de nuevo la vida en otros planetas, la cual no concibo en el universo que habitamos a nuestro nivel racional o de conciencia sobre la misma, aunque no descarto la existencia de la panspermia, con bacterias u otros elementos reproductores.
¿En otros universos? Nuestra racionalidad sólo parece ser capaz de llegar a plantearse, y remotamente, la posibilidad.
Las condiciones necesarias pueden haberse dado igual que aquí a tan "sólo" cinco planetas o a miles de millones de años luz, en universos desconocidos. Me invade la curiosidad de saber si, en ese caso, se podrían desarrollar nuestros sentidos como los concebimos, e incluso de si seríamos capaces de desarrollar alguno más para adaptarnos.
¿A qué huelen los planetas? ¿Llueve en otros universos? ¿Existe una conciencia superior a la nuestra sobre la vida?
No hemos de olvidar, ante todo, que la vida es una consecución de casualidades y que el número que sale en un dado es siempre el que menos posibilidades tiene contra el conjunto de los demás. Si unos microsegundos después del Big Bang hubiera habido un poco más de masa negativa o la interacción nuclear hubiera sido tan sólo un poco menos fuerte... No tendríamos lugar para estas dudas.