martes, 13 de abril de 2010

La leyenda de Elvis.

Are you lonesome tonight? Voy a tratar de relataros una leyenda sobre el que fuera hijo del Gospel de Mahalia Jackson, del Blues de John Lee Hooker y del Country de Hank Williams: El Rey -a favor de alguno tenía que estar-.
Según reza en el Rock and Roll Hall of Fame and Museum "Por haber surgido de circunstancias humildes y haber lanzado con su imponente voz y con su carismática presencia en los escenarios, lo que fue la revolución rockabilly, Elvis, es indiscutiblemente el *Rey del Rock and Roll*"
Uno de los deseos de Elvis Aaron Presley era convertirse en agente secreto. Pretendía capturar a los narcotraficantes que vendían drogas a la juventud. El sureño pensaba que, dada su influencia, podría ser de gran ayuda para la batalla contra los estupefacientes, el comunismo y la tensión racial reinante.
La mañana del 21 de diciembre de 1970, el Rey del R&R se trasladó a la Casa Blanca con la intención de hablar con Nixon, para convencerlo sobre la inmensa ayuda que él podría aportar si se conviertiese en agente. Además, en dicha cita, se explayó contra The Beatles -le pareció que el cambio de imagen de estos inducía al consumo de drogas- y el comunismo. A cambio, el de Tupelo -Mississippi- le regaló al presidente una Colt-45 con siete balas de plata.
No es necesario decir cómo iba de puesto de pastillas aquella mañana, pero a Nixon le sirvió para orear, en cierto modo, su mala imagen.
Al final de la reunión, Elvis consiguió lo que quería pues Nixon le concedió una placa de Agente Federal. De esto, hay todo un museo en la Biblioteca Presidencial Richard Nixon en California.
Se supone que nunca llegó a usarla aunque coincide con su declive artístico y ¿personal?.
Según la versión oficial, murió el 16 de agosto de 1977 en su mansión Graceland en Memphis -Tennesse-. Pero es mucha la gente que mantiene que Elvis está vivo -Iker Jiménez incluido-.
En palabras de Calamaro "Elvis está vivo, en Memphis lo saben todos pero es gente muy discreta y no dice nada".
Tal vez, el pensionista John Burrows prefiera cobrar su pensión a los derechos que corresponderían al Rey del Rock and Roll. O, tal vez, tan sólo sean controversias para mantener vivo el mito.
Lo que está claro es que su legado perdura y nadie lo discute.

No hay comentarios:

Publicar un comentario