miércoles, 12 de mayo de 2010

Los "dueños" de la historia.

Como todo lo que rodea la historia de los Estados Unidos Americanos, la adquisición de agentes nacionalsocialistas como agentes para la CIA también está difuminado bajo las sombras sospechosas de las leyendas.
Concluyendo la segunda guerra mundial comenzaba la guerra fría y, sabido el conocimiento que los norteamericanos poseen del viejo mundo, necesitaban agentes que conocieran a fondo a su nuevo enemigo. Tras escabrosos acuerdos, hay quien calcula en torno a 50 los agentes nazis que se afiliaron con sus aprensivas faltas de escrúpulos al servicio del imperio estadounidense, quienes les aportaron nuevas identidades, ya que la mayoría eran buscados como criminales de guerra. Algunos aún lo son.
Se creó, además, la "ruta de las ratas" por donde -con papeles falsificados, uniformados y con ayuda del Vaticano- conseguían llegar hasta América Latina vía Italia.
No acaba ahí. Se calcula que unos 12000 llegaron al ejército norteamericano consiguiendo ciudadanía estadounidense a los cinco años de servicios... con nueva identidad, claro. Algunos de estos formaron parte de la primera agrupación de los famosos "boinas verdes".
Para dar más morbo al asunto, la fábula engorda con las investigaciones genéticas de Hitler. Le achacan un posible hijo en el Reino Unido con una activista de ultraderechas británica que se suicidó cuando Alemania entró en guerra contra los anglosajones.
Parece que es más cierta la relación cercana de consanguinidad de cuatro personas que residen en el Estado de Nueva York. Un policía que falleció en 1989 en acto de servicio, dos jardineros que residen en Long Island y un psicólogo retirado que atendía a las víctimas de la guerra de Vietnam.
A fin de cuentas, es más fácil desviar la vista hacia el sensacionalismo mediático que genera el apellido Hitler que resolver los agravios a la humanidad y sincerarse con la misma. No hemos de olvidar que no somos más que simples mortales ignorantes sometidos a los designios que nos encomiendan bajo la batuta de los "dueños" de la historia que meditan y planifican la vida.
Ya, pero a veces uno piensa que es cierto. Ah, en la foto, Berlín desde Long Island ;-P

No hay comentarios:

Publicar un comentario