viernes, 21 de mayo de 2010

Perfiles ocultos.


Según el periódico financiero norteamericano The Wall Street Journal, las empresas anunciantes adquirían datos del perfil de los usuarios de las redes sociales.
La verdad es que me gustaría ver la cara de las personas que estén encargadas de filtrar esos perfiles de cara a la gestión de publicidad de la empresa a la que representen.
"Voy a ver cómo vendo a Donoso Cariñoso o a Martín Martín Aplazos, e incluso a Pepe Pepe Pepe, las páginas amarillas". Igual, de casualidad, encontrará a alguien en ellas.
Sé que es serio, va imparcialmente contra la intimidad de los usuarios. De hecho, el diario conservador advierte que "facebook" y "myspace" ya han retirado esa posibilidad.
Es curioso, las dos únicas redes en las que me he atrevido a "colgar" mi perfil. Intentaré recordar los datos que facilité al acceder para saber donde tengo que ir a recoger toda esa propaganda.
Da la sensación de que estas empresas las gestionan personas poco serias y de escasos conocimientos empresariales, pero claro, el seguimiento legal que se le puede dar siempre va por detrás, como se viene demostrando. Cuando emprendes un negocio, te controlan más rigurosamente "en teoría" las actividades. Pero -¡ay, amigo!- cuando el negocio es virtual... Espero que sea cuestión de tiempo controlar la resaca de tanta laguna.
Entre tanto, muchas personas se van apuntando al localizador de "tuenti" que puede llegar a indicar en qué bar te estás tomando una caña, si estás en casa o qué personas puede haber en un local. ¿De verdad tanta gente renuncia tan "gratuitamente" a su intimidad?
En fin, deciros que colgaré el enlace en mi página del "feisbuk" pero no temáis, no utilizaré vuestros perfiles para nada... Ni siquiera sería capaz de saber cómo acceder a esos datos. Y que si me queréis encontrar, estoy a vuestra disposición... en los bares.
Besos castos, pues.

No hay comentarios:

Publicar un comentario