martes, 4 de mayo de 2010

Un lamento pueril.

No podemos educar una sociedad basada en el miedo, no es forma de vivir. Lo sé.
En un huequecito, en algún lugar de la suspensión de los universos, los humanos suspenden... una y otra vez. No entiendo por qué hemos de priorizar nuestra ególatra existencia sobre el entorno al que hemos de acoplarnos.
Y las religiones terminan siendo un virus para las sociedades, para la convivencia natural e irremediable. Ya no es sólo el abuso que se genera sobre la fe de las personas, que no es poco, también es el desarrollo de la fe ciega... hasta sus últimas consecuencias.
Procuro respetar todas las creencias y opiniones, y supongo que tiene que estar bien tener creencias cuando tanta gente parece seguirlo con convicción, no sé. Lo criminal es llevarlas hasta los extremos.
Quien quiera profesar una creencia que lo haga... hacia su interior y se deje de querer demostrar nada a nadie, no tengo ni siento necesidad de soportar idolatrías. Y quien quiera desarrollar una fe que lo haga... con la comunidad que lo siga.
Unos "graciosos" que tienen por hábito arremeter críticamente contra el mundo dibujaron en la serie "South Park" a Mahoma con forma de oso. Dudo a estas alturas que la intencionalidad de los creadores de la serie fuera inocente. Por una ofensa similar asesinaron hace seis años al cineasta holandés Theo Van Gogh.
¿Consecuencias? Ayer la policía no descartaba que esto guarde relación con el coche bomba de Times Square, donde se ha detenido a un estadounidense de origen pakistaní.
Sigamos pues jodiéndonos los unos a los otros. Según vamos aprendiendo sobre el origen de la humanidad vamos desconociendo y degradando el fin de la misma.
Lamento ser tan pueril algunas veces...

No hay comentarios:

Publicar un comentario