sábado, 31 de julio de 2010

La isla del Meridiano.

La historia cuenta con millares de paradojas sometidas al poder pero que la cultura desvela, aunque sólo sirva para sonreír con mohín burlesco.
Ignoraba, hasta anoche, que el meridiano de Greenwich es una historia acorde a lo expresado, tal vez, porque son cosas que no te las planteas. Y anoche, Los Sabandeños me dieron pie a conocer la siguiente historia:
El Cabo de Orchilla es el punto más occidental de la isla de El Hierro, la cual lo es de las Islas Canarias, que a su vez lo son de España. Hasta 1492, la leyenda decía que, más allá, estaba el Océano Tenebroso con sus terribles monstruos.
Fue así que, en 1634, los franceses establecieron el meridiano cero allí, de ahí que se puedan hallar mapas datados en los siglos XVI y XVII partiendo de la Punta de Orchilla. También, el astrónomo, químico, geógrafo y matemático greco-egipcio Claudio Ptolomeo (100-170 dc) parecía usarlo así, ya en su época... Pero durante la conferencia de Washington de 1885, el meridiano resultó tan imaginario que, por arte de birlibirloque, fue a parar a Greenwich.
Los lugareños de la Isla del Meridiano -como también se la conoce- construyeron sobre la línea imaginaria el famoso faro de Punta de Orchilla, una torre octogonal de mampostería. Sus coordenadas actuales son 27°42′24″N 18°8′50″O / 27.70667, -18.14722.
Lo que no varía son las hespérides que, con sus voces, siguen encantando a cuantos escuchamos sus cantos y que anoche navegaron por las rías onubenses.
¡Isa!.

jueves, 29 de julio de 2010

Relato sinfónico.


La sinfonía es una obra musical para orquesta que suele dividirse en cuatro movimientos -cada uno de ellos con tiempo y estructura diferente-, aunque suelen presentarse, actualmente, variantes.
Joseph Haydn es considerado como el "padre de la sinfonía", de las que llegó a componer hasta 104. Le siguen, en grado de relevancia, su contemporáneo y amigo Wolfgang Amadeus Mozart, que compuso 41 y, ya perteneciente al siglo XX, Dimitri Shostakóvitch, que compuso 15.
Para el resto, parece que es todo un reto llegar a la décima sinfonía. El discípulo de Haydn, Ludwig van Beethoven, Franz Schubert, Ralph Vaughan Williams, Antonin Dvorak o Gustav Mahler.
Como no podía ser menos, del primero y último, Beethoven y Mahler, se ha generado una especie de leyenda, de muertes y sufrimientos, en torno a la composición de la décima sinfonía. Parece ser, también, que ambos murieron dejándola inconclusa. Incluso Mahler, gran supersticioso, pretendió hacerse trampas a sí mismo -o a la vida- y, temeroso de caer en la maldición de la décima sinfonía generada por Beethoven, llamó "Canción dedicada a la Tierra" a su novena sinfonía pretendiendo que, al no llamarla novena, no contara como tal.
Paradójicamente, al igual que el maestro Ludwig, falleció dejando tan sólo bosquejos de la que hubiera sido su décima sinfonía.
Sin venir a cuento, hay una sinfonía más variada en su diversidad de movimientos en Huelva... Efectivamente, Sinfonía XXI -http://www.sinfoniaxxi.com/- es una asociación cultural y musical generada para difundir y promocionar la música y cultura, especialmente la onubense, y a la cual pertenecen gran parte de los artistas de Huelva.
Espero y deseo que la dicha sea buena ;-P

viernes, 23 de julio de 2010

Machado errante.

"He andado muchos caminos, / he abierto muchas veredas, / he navegado en cien mares / y atracado en cien riberas..."
Hay algo que tienen en común muchas ciudades: Las soledades del poeta y prosista Antonio Machado... Bueno, eso y alguna casa en la que moró con la clásica placa citándolo.
"Veréis llanuras bélicas y páramos de asceta / —no fue por estos campos el bíblico jardín—; / son tierras para el águila, un trozo de planeta / por donde cruza errante la sombra de Caín".
Aunque nació durante la tercera guerra carlista en Sevilla, pronto comenzó a trasladarse de un lugar a otro, primero por necesidad y, después, por la lucha poética contra la insipiencia.
Madrid, París, Soria, Baeza, Segovia, Rocafort,... hasta su fallecimiento en Collioure -Francia-, donde llegó huyendo del franquismo.
"... La tarde más se oscurece; / y el camino que serpea / y débilmente blanquea / se enturbia y desaparece..."
Pese a su descarada juventud -23 años-, fue uno de los miembros más representativos de la Generación del 98, llegando a entablar, además, amistad con Valle-Inclán, Rubén Darío, Unamuno, Oscar Wilde, Pío Baroja, Juan Ramón Jiménez, Lorca,... a lo largo de su vida.
Aparte, fue considerado de los más apreciados al no tomar posesión de su sillón en la Real Academia Española, en 1927. En el año 2007, se instaló su busto en la Biblioteca Nacional de España en Madrid, hecha por Pablo Serrano en 1966, encontrándose también en el Centre Georges Pompidou de París y en el MOMA de Nueva York.
"Nunca perseguí la gloria
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canciòn;..."
En su estancia en Soria, se casó con Leonor Izquierdo pero falleció de tuberculosis al poco. Años más tarde, comenzó a cortejar a una dama casada, Pilar Valderrama, a la que citaría en sus poemas bajo el seudónimo de Guiomar.
Durante los años veinte y treinta, el autor de La Saeta más conocida, escribió teatro junto a su hermano, Manuel, entre las que podríamos destacar "La Lola se va a los puertos" o "La duquesa de Benamejí".
Antonio Machado murió, por una neumonía, recién exiliado y en la miseria. Al día siguiente de ser enterrado, llegó una carta de la Universidad de Cambridge ofreciéndole un rectorado que le estabilizaría, por fin... pero del que ni siquiera tuvo conocimiento.
Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla / y un huerto claro donde madura el limonero; / mi juventud, veinte años en tierra de Castilla; / mi historia, algunos casos que recordar no quiero...
Creo que los versos del autor de "Soledades" o "Campos de Castilla" dicen más de lo que yo podría escribir sobre él:
Ya hay un español que quiere / vivir y a vivir empieza, / entre una España que muere / y otra España que bosteza. / Españolito que vienes / al mundo te guarde Dios. / Una de las dos Españas / ha de helarte el corazón...
Y cómo iba a cerrar el capítulo de hoy sin una referencia universal:
Caminante, son tus huellas
el camino, y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

miércoles, 21 de julio de 2010

Un relato kafkiano.

De similar manera que sucedió con J. D. Sallinger -El guardián entre el centeno- tras morir, traicionado por su amigo M. Mitchell al vender sus cartas a la Biblioteca y Museo Morgan de Nueva York, o con Bobby Fisher (ver http://donjuandelacalle.blogspot.com/2010/06/jaque-mate-al-campeon.html), nos llegan noticias del autor de "Metamorfosis" o "El proceso", Franz Kafka.
De origen judío, el austro húngaro destacó pronto por su frialdad y tranquilidad combinada con su gran inteligencia y un gran sentido del humor, aparte de su debilidad física.
Kafka sólo publicó una pequeña parte de su obra. Antes de morir, pidió a su amigo y albacea Max Brod que destruyera todos sus manuscritos pero huyó con ellos del Shoah -holocausto nazi- hacia Israel, donde dio instrucciones a su secretaria para que engrosaran la Biblioteca Nacional de Jerusalén. Pero ésta tampoco lo hizo y se los legó a sus dos hijas, depositándolos en el banco búnker suizo UBS -Unión de Bancos Suizos-. En 1988, la secretaria del albacea de Kafka subastó el original de El Proceso por el que el Archivo Alemán de Literatura de Marbach am Neckar, dependiente del Ministerio de Cultura de la entonces República Federal de Alemania, pagó un millón y medio de euros, siendo reclamado por el gobierno de Israel.
La disputa entre Israel y las hijas de la secretaria del albacea de Kafka han llevado a que los manuscritos inéditos y dibujos originales del autor bohemio, con origen en Bohemia, salgan de los cofres del banco suizo a la turbia luz que generan los intereses de la ambición, proyectando sombras despreciables sobre obras maestras.
Kafka murió de tuberculosis cuando se empezaba a gestar la ocupación nazi, en 1924. Diez años antes que sus padres, que sí vieron el comienzo y casi veinte antes de que agonizaran sus hermanas en Auschwitz. Hoy, se revolverá en su tumba kafkiana con sus demonios, derrumbamientos, embates y desamparos ante este "asalto a las últimas fronteras terrenales" a través de la "agobiante observación de uno mismo".
Parece kafkiano, ¿verdad?.

lunes, 19 de julio de 2010

Ministerio de la Mancebía.

Parece que esta sociedad no va a alterar, al menos a bote pronto, el rumbo que establecen l@s magdalenas -dicho en sentido evangélico- que pretenden espiar sus pecados a costa de los demás.
Me gustaría proponer, pese al acerbo, un ministerio de Mancebía, adecuando la terminología a la igualdad de géneros -por supuesto-. Y que se reconozca que ser puta o gigoló son oficios dignos de honra y merecimiento.
Estoy hablando de una de las profesiones más antiguas del mundo -si no la que más-, de la que se tiene conocimiento desde los primeros registros históricos de todas las culturas y sociedades. Y por mucho que lo pretendan, jamás -y lo digo con rotunda contundencia- van a conseguir acabar con ello, aunque lo persigan.
Conocido es el papel de María Magdalena. En el Ara Máxima, las lupas o lobas ejercían la prostitución sagrada con los sacerdotes del dios Fauno Luperco (de donde procede lupanar refiriéndose a burdel). En la antigua Mesopotamia (siglo XVIII a. c.) se protegía la propiedad de las prostitutas. En Sumeria se practicaba la prostitución religiosa. En el código de Hammurabi se regulan los derechos de herencia de las prostitutas. En Babilonia, Fenicia, Cerdeña, Sicilia, Israel, el reino de Canaán, Grecia, Chipre, Corinto, Roma, Mesoamérica,... Hay referencias en toda la historia.
Y es que estamos llegando a unos términos en los que, cada vez que se habla de prostitución, parece que estamos hablando de delincuencia, enfermedad, perversión,... y tantos y tantos improperios descalificativos. Pues estamos hablando de personas, como tú o como yo, que la vida da muchas vueltas.
En algunos estados de Estados Unidos o de Australia, como en algunos países del norte de Europa, son trabajadores y trabajadoras que pagan sus impuestos y no arrastran una imagen social degradante, en absoluto. Legalizando a las damas cortesanas y chichifos, en estos tiempos de crisis, resultaría paliativo para la economía pues es conocida su rentabilidad y se proporcionaría un registro adecuado para un servicio social digno y fiable. Aparte de regularse los precios, se dispondrían de ámbitos adecuados, así como de una premisa educación y de una necesaria sanidad que aportarían más fiabilidad y argumentos a este propósito.
A nadie se le escapa que algunas personas prefieren pagar por una quastuosa u hombre de compañía para proporcionarse placer en lugar de adquirirlo continuamente en soledad... o a la fuerza.
Resulta evidente que se prevendría con mayor facilidad la delincuencia hasta niveles insospechados debido a que tendrían mala salida los que se dedican, por ejemplo, al tráfico de personas o a su explotación. También resultaría más difícil encubrir para estos el tráfico de blancas o, peor aún, de menores.
Rompo una lanza pues, por la legalización y regulación de las casas de lenocinio y sus emplead@s, aún a riesgo de que me cierren el blog, si sigue adelante la propuesta de prohibirles hasta anunciarse.
¡Ah, que se legalicen como autónom@s, que si fueran funcionari@s igual no pondrían el mismo interés y podría resultar frustrante en el desahogo requerido!

sábado, 10 de julio de 2010

Como en Fuenteovejuna

En estas fechas de goles, raquetazos, pedaladas, volantazos y otros esfuerzos que entusiasman –sólo si no hay que realizarlos, sólo verlos-, me veo obligado a hacer un alto en el camino.
Me ha llamado la atención el caso de una mujer iraní a la que la inmovilización mundial –especialmente de las “oeneges”- han salvado de la lapidación a una mujer acusada de cometer adulterio, aunque parece que aún no se ha librado de la pena de muerte.
El código penal de la República Islámica en Irán, vigente desde la revolución de 1979, establece que los hombres tienen que ser enterrados hasta la cintura, mientras que las mujeres mucho más arriba, hasta el pecho (art. 102). Los ejecutados deben ser golpeados hasta la muerte con piedras que no sean ni "demasiado grandes como para matar inmediatamente ni demasiado pequeñas como para no considerarse piedras" (art. 104).
No obstante, Irán no es el único que aún practica la lapidación. En Somalia, la lapidación se lleva a cabo sin juicio, lo cual no da tiempo a reacciones, prácticamente. En Indonesia se limita a una provincia con cierta autonomía, Aceh, situada en el extremo norte de la isla de Sumatra. En Nigeria, el hombre puede liberarse si jura sobre el Corán y ante el tribunal la falsedad de los hechos, lo que no sucede con la mujer, que requiere de cuatro testigos. Y así podría seguir con Sudán, Pakistán, Emiratos Árabes, Arabia Saudí,… Más valdría llevar los cuernos con elegancia, aunque igual se ponen los antitaurinos en contra.
A este respecto, Amnistía Internacional me ha enviado un enlace donde firmar contra estas acciones que os dejo por si os interesa: http://www.es.amnesty.org/actua/acciones/iran-lapidacion-mujer/

En otro orden de cosas, a través de Mercedes Ferrer, una gran cantante, compositora y comunicadora –entre otras facetas-, me he enterado por su “feisbuk” que “EL HURACÁN ALEX HA ARRASADO MONTERREY, la ayuda es URGENTE!!!!: Centro de Acopio para damnificados en Monterrey: Platón 211 entre Horacio y Homero, Polanco. Urge Agua, Ropa, comida en lata, les falta todo!!!!!”. Proseguía con “el huracán Alex a su paso por las regiones norte de México ha devastado y provocado inundaciones gigantescas...han desalojado pueblos adyacentes a una presa desbordada de agua, también el río Bravo está a punto de desbordarse, la gente no tiene agua potable, ni electricidad,... y sigue sin parar de llover....es un desastre sin precedentes....” y finalizaba con “la presa que han tenido que desbordar es la de Venustiano Carranza, y estaba al 110 por ciento de su capacidad..... todos los pueblos adyacentes han desaparecido bajo el agua.....”. Transcrito tal cual, a los efectos que cada un@ estime convenientes.
La noticia saltó el mismo miércoles que España pasaba a la historia del fútbol al derrotar a Alemania en semifinales del campeonato mundial de selecciones, por lo que no hace falta dar más explicaciones. Mañana se acaba el mundial, espero que rematemos la faena vestidos de grana y oro. El país será una locura, sin duda, pero como en Fuenteovejuna… por fin.
Mientras, seguiré mi período vacacional –espero-, dando pedaladas desde el sofá junto a Alberto Contador y tratando de relajar un poco mis neuronas… a pesar de la tremenda calor.
Besos castos.