sábado, 31 de julio de 2010

La isla del Meridiano.

La historia cuenta con millares de paradojas sometidas al poder pero que la cultura desvela, aunque sólo sirva para sonreír con mohín burlesco.
Ignoraba, hasta anoche, que el meridiano de Greenwich es una historia acorde a lo expresado, tal vez, porque son cosas que no te las planteas. Y anoche, Los Sabandeños me dieron pie a conocer la siguiente historia:
El Cabo de Orchilla es el punto más occidental de la isla de El Hierro, la cual lo es de las Islas Canarias, que a su vez lo son de España. Hasta 1492, la leyenda decía que, más allá, estaba el Océano Tenebroso con sus terribles monstruos.
Fue así que, en 1634, los franceses establecieron el meridiano cero allí, de ahí que se puedan hallar mapas datados en los siglos XVI y XVII partiendo de la Punta de Orchilla. También, el astrónomo, químico, geógrafo y matemático greco-egipcio Claudio Ptolomeo (100-170 dc) parecía usarlo así, ya en su época... Pero durante la conferencia de Washington de 1885, el meridiano resultó tan imaginario que, por arte de birlibirloque, fue a parar a Greenwich.
Los lugareños de la Isla del Meridiano -como también se la conoce- construyeron sobre la línea imaginaria el famoso faro de Punta de Orchilla, una torre octogonal de mampostería. Sus coordenadas actuales son 27°42′24″N 18°8′50″O / 27.70667, -18.14722.
Lo que no varía son las hespérides que, con sus voces, siguen encantando a cuantos escuchamos sus cantos y que anoche navegaron por las rías onubenses.
¡Isa!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario