miércoles, 27 de octubre de 2010

The Lennon peace fighter.

Como contrapunto a la serenata de bombas alemanas que caían sobre Liverpool aquel 9 de octubre de 1940, nació John Lennon para poner la nota discordante en aquel entorno y convertirse en el compositor, por excelencia, de la sinfonía de la paz -suena demagógico y todo-.
En su adolescencia, formó la banda “The Quarrymen” que se convertiría en “The Beatles”, años después. Por internet pueden hallarse hasta los más detalles inauditos –en pleno sentido de la palabra- de su vida, desde su infancia hasta su legado.
Su guerra contra las guerras le hizo adquirir poderosos enemigos, especialmente desde su activismo junto a Yoko Ono... Y Nixon fue uno de ellos. El presidente ya tenía bastantes problemas y vio un rival en potencia en John, de manera que trató de extraditarlo. Sólo hay que echar un vistazo a la influencia de “los escarabajos”. Pero cuando las personas se ceban con algo pierden el norte de la razón.
Investigaron el pasado de John y le pesaban antecedentes por fumar cannabis –como la marihuana pero mejor, según Lennon-. Un tecnicismo denominativo le dio la razón después de cinco años pleiteando –no figuraba la palabra cannabis-. Eso sí, John se quedó pero a Nixon le dio tiempo a ser reelegido, incluso.
Se echó encima también a ciertos sectores después de declarar que eran más populares que Jesús y que el cristianismo se desvanecería. Por esto, hubo movimientos del Ku Klus Klan y se quemaron discos de The Beatles que, además, tuvieron que abandonar las giras ante las amenazas recibidas.
Lennon debió de ser uno de esos tipos que, de vez en cuando, te encuentras por la vida con la mirada enigmática, pero sabes que no tardará en marchar. Un muchacho que delinque sin hacer daño a nadie, que sólo parece que hace cosas prohibidas porque por error alguien lo ilegalizó.
...Y luego estaba -y está- Yoko Ono, la aristócrata japonesa casada en Gibraltar con Lennon. Heredó sus derechos de autor y lo ha sabido explotar con creces, aparte de su etiqueta de conceptual con ideas, sí, pero abstractas. Creo que queda claro ya lo que pienso cada vez que sale ¡¿cantando?!.
En fin, han aparecido estos días siete fotos inéditas -de las que pongo cuatro-, valoradas en otra fortuna, realizadas durante una entrevista dos días antes de ser asesinado John Lennon a la puerta de su casa en el edificio Dakota de Manhattan -el 8 de diciembre hará 30 años y aún hay quien piensa que el gobierno estadounidense estaba detrás- en la que afirmaba sentirse seguro viviendo en Nueva York...
Habría mucho más que contar, pero por hoy os dejo tarareando -podéis acompañarme- "Imagine all the people living for today..."

martes, 26 de octubre de 2010

Una de pulpo.

Fuera aparte de los tejemanejes diarios de nuestros politicastros, hoy me ha sorprendido algún que otro noticiario -más que noticiero- que ha empezado con la fatal "suerte" del pulpo Paul, aquel al que lanzaron a una inverosímil fama con sus supuestas predicciones durante el mundial de fútbol. Así entendí la humildad de los ganadores.
¡Pues claro, coño!... ¿Con qué noticia, si no, iban a empezar? Resultan banales la legionela en Madrid, la condena a muerte en Irak -de la "mano derecha" de Sadam-, la amenaza nuclear iraní, los narco-asesinatos (o como demonios los quieran denominar), los más de 100 muertos y 500 desaparecidos en el "tsunami" de Indonesia, la falsificación de medicamentos por internet -casi el 50%-, la sequía del Amazonas, los "ombligos infectados" por la filtración de los wikileaks, la aparición de un niño en una fosa séptica en Alicante, las vejaciones y torturas del ejército británico, los tiroteos en la frontera marroquí con Sáhara Occidental, los animales salvajes que se manifiestan en Kentucky, el brote de cólera en Haití, los 260 millones recaudados por Hacienda -¿seguimos en crisis?- de cuentas suizas, la tensión en las calles francesas, los vertidos residuales en Cataluña,...!
Después de todo, mi llanto será pueril pues es de suponer que pocas personas habrán llegado a estas líneas consternadas por el sino de la selección española de fútbol sin el prestidigitador adivino Paul.

domingo, 24 de octubre de 2010

Trucajes y trucos.

Sin ánimo de criticar a quienes hacen con su cuerpo lo que les viene en gana, ojeando esas revistas y periódicos que ilustran con super top-models sus páginas, he llegado a un planteamiento al que no he podido evitar darle alguna vuelta:
¿Cómo se sentirán esas personas que, después de pagar miles de euros en modelar o remodelar el cuerpo a su gusto, aparecen fotografiadas en estos medios pero retocadas por el fotoshop?
Iba a poner un collage de fotos pero no quiero enaltecer el ánimo de nadie, así que...

miércoles, 20 de octubre de 2010

Alcohol deGENerado.

Bien, no voy a hacer apología del alcohol, pero me ha parecido una buena noticia la que he oído hoy, al levantarme, por la radio: "Identifican el gen del alcoholismo".
Investigadores de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill -Estados Unidos-, han descubierto una variante de un gen que puede protegernos del alcoholismo, matizando que hay personas que se emborrachan antes que otras (aunque para saber esto no hace falta ir a la Universidad). El estudio, para los más adeptos, lo han publicado en la edición digital de la revista 'Alcoholism: Clinical and Experimental Research'.
La variante se halla en un gen llamado CYP2E1 (supongo que, para descifrar esto, sí que habrá que pisar la Universidad) que poseen quienes se embriagan antes.
Los investigadores -nótese la frecuencia con la que aparecen en mi blog en muestra de apoyo-, no eluden el hecho de que los motivos para beber son muy diversos.
Han usado como cobayas a cientos de hermanos en edad universitaria con padre alcohólico, investigan el porqué actúa en el cerebro generando moléculas radicales libres en lugar de hacerlo por el hígado y estudian la posibilidad de un futuro uso médico.
Me da que, mientras se desarrolla la utilidad social a esta investigación, tendremos que seguir con los métodos convencionales... Y haberlos, haylos.
Entre tanto, voy a tomarte una cervecita a vuestra salud.

lunes, 18 de octubre de 2010

Crecer es errar.

No tengo miedo a equivocarme cuando escribo, o cuando expreso una opinión. Es más, me enervan los puristas de una ideología concreta, como si no dieran tregua al aprendizaje.
Quiero decir con esto que todo el mundo tiene derecho a equivocarse y, lo que es más importante, a aprender. Si no eres capaz de reconocer y aprender de tus errores, me temo que estaremos hablando de otra cosa.
Sé que si se interpreta rigurosamente lo que digo, mañana no podría cambiar de opinión sobre lo que he puesto y decir lo contrario sin que se me juzgase... y a eso voy.
Cuando aprendemos a caminar... nos caemos una y otra vez hasta que establecemos un equilibrio -bueno, alguna que otra vez se puede perder después-.
De la misma manera, lo que hoy vemos blanco ha de adquirir tonos con las experiencias hasta que lleguemos al -inconcluso- error de verlo negro. Si para bien es, no será el tono definitivo. ¿Quién sabe si no se ha de retornar al blanco o a un tono medio -o mediocre-?
Corregirse y aprender forman parte del entusiasmo de vivir que parece que vamos perdiendo conforme vamos avanzando en la vida.
Es más, considero que para llegar a una conclusión diferente a la estimada hasta el momento requiere de conocerse, por encima de tratar de imponerse... Y, de verdad lo digo, me encanta esa labor y tener después la osadía de contarlo -aunque lo suyo sería hacerlo con un donaire o gracia de lo que, me temo, ando algo espeso-.
En otro orden de situaciones, yo he llegado a apreciar más a quienes siento a mi lado después de haberme confundido una y otra vez -aunque en este caso creo que me lo ha favorecido la vanidad de quererme tanto como lo hago-.
Os invito a que reflexionéis un ratito y os acerquéis a vosotros un poquito... ¿qué, merece la pena?
De otra manera, habría que abordar qué significa la razón en la que entran ámbitos -tal vez- más subjetivos.
Crecer es, en cierto modo, errar en todos sus sentidos.

Una frase.


No soy rencoroso, sólo pago mis deudas.

jueves, 14 de octubre de 2010

La esperanza de los mineros.

Me congratulo, como supongo que todos, por el rescate definitivo de los 33 mineros sepultados en la Mina de oro y cobre de san José en Chile. Es una noticia que no creo que haya escapado de la atención de nadie. Acabamos de vivir el rescate, como ya digo, más mediático que recuerdo de toda la historia de la humanidad.
No puedo evitar plantearme qué es lo que hubiera sucedido en otras minas del mundo. Y he estado deliberando largo rato si debía escribir este artículo... Afortunadamente, la repercusión mediática funcionó adecuadamente para recibir las subvenciones y apoyos necesarios para tan ardua empresa.
El 5 de agosto quedaron bloqueados, en el interior de la mina, 33 mineros por un derrumbamiento. Tras varios días de incertidumbre, fueron localizados por una sonda subterránea 17 días después, enviando el ya famoso mensaje esperanzador: "Estamos bien en el refugio los 33". El 26 de agosto, la televisión difundió las primeras imágenes de los mineros.
Fue entonces cuando la justicia bloqueó casi dos millones de dólares de ingresos de la mina para indemnizaciones.
El 30 de agosto se empezó la perforación del plan A, el 5 de septiembre comenzó la del plan B y el 19 de septiembre se inició la del plan C.
Durante el largo 13 de octubre -00'11 horas a 00'55 h. del día 14- se consiguió rescatar a todos ellos.
La movilización en Chile me ha entusiasmado pues, esta vez sí, ha sido por una cuestión de vida o muerte. Incluso, han conseguido congregar a cerca de 2000 periodistas cubriendo la noticia y las imágenes del rescate en directo han sido las más seguidas en todo el mundo.
En algunos círculos chilenos se habla -con respeto hacia los mineros- de la coincidencia de adelantarse el rescate -previsto para un mes después- y poder llevarse a cabo antes la partida del presidente chileno Piñera a Europa, lo cual redundará en su popularidad...
Una empresa de gafas se promociona aprovechando que a los rescatados se les proporcionaban gafas de sol para evitar el daño producido por el cambio de luz. Sobra decir que Hollywood también se ha apuntado a rentabilizar el show especulándose que Javier Bardem será el protagonista. En fin, sin palabras.
Mientras, los mineros han hecho un pacto para no hablar de ninguno de los demás. Sólo contarán, si cumplen lo pactado, historias sobre sí mismos, en todo caso.
Esperemos, no obstante, que sirva de precedente para evitar futuros accidentes provocados por las precarias condiciones a las que estamos acostumbrados verles trabajar. En la piel del toro no somos ajenos a ello, debido en gran parte por la cantidad de movilizaciones llevadas a cabo, especialmente, por los mineros asturianos.
Lo dicho, enhorabuena a los mineros rescatados, sus familias y a los chilenos en general por contagiarnos del orgullo de celebrar la vida.

martes, 12 de octubre de 2010

La caída de un mito.

Abordar la acusación que recae sobre uno de mis mitos filmatográficos me escuece y se me antoja espinoso. Más cuando uno observa con pasmosa incredulidad que un mito como Sean Connery no se me cae, se me derrumba. La verdad es que cuesta asimilarlo pero por mucho que me pese, he de decirlo por lo que ya dije en su momento sobre el tema del que hoy quiero hablar.
Sí, claro, puedo alegar a que sé separar al artista de la persona... y sé hacerlo, como creo que ya he demostrado en alguna ocasión. Pero hoy preferiría no escudarme en esas excusas, no porque no lo considere válido sino porque el mito se me cae como persona, sobre todo.
A ver, no es que pueda presumir de conocer personalmente a Sir Thomas Sean Connery, pero quienes lo hemos seguido a través de su trayectoria profesional hemos podido observar que ese carácter que imprime en las películas y lo han llevado a lo alto de la cúpula del éxito es el que ha mostrado después en sus actos a nivel personal... O eso creíamos.
Ignoro hasta qué punto Sean Connery era consciente de la trama por la que tendrá que declarar estos días en los juzgados de Marbella -Málaga-. Es por ello que, en tanto no se llegue a una sentencia firme creo que he de ser comedido al respecto... Pero ¿Sean Connery envuelto en una trama de delito urbanístico y blanqueo de capital...?
Lo dicho, a tomar por el culo un mito.
No es que sea arduamente necesario para que siga viendo sus películas pero la credibilidad repercutirá en el valor sobre su interpretación, sobre todo en un actor que ha hecho valer ese carácter para llevar a cabo sus actuaciones.
El laureado actor escocés acaba de cumplir 80 años y sigue siendo un dandi a favor de la independencia de Escocia... aunque no parece pisarla mucho.
Para más inri, el embajador británico en Madrid envió una carta, al Juez que lo ha llamado a declarar, con cierto tono "intimidatorio". Como era de esperar, el Consejo General del Poder Judicial -español- no ha hecho más que mirar a otro lado para no mojarse en un posible "debate" diplomático. Si hay otras razones, no las he visto adecuadamente argumentadas.
Las diligencias que afectan a Connery se abrieron en 2007 por la recalificación de su propiedad en Marbella causando un perjuicio de casi 3 millones de euros a las arcas públicas.
Por cierto, las comunicaciones se las han de enviar a su residencia de Nassau -Bahamas-. Como dato curioso, apuntaré que Nassau fue cobijo de Barbanegra -entre otros piratas- y que fue objeto de intentos de invasión por los españoles... ¡Estos jueces!

lunes, 11 de octubre de 2010

Educación televisiva.

Decía Groucho Marx que "la televisión es educativa, cuando la encienden me voy a mi cuarto a leer". Lo cierto es que estoy bastante de acuerdo.
Sucede, sin embargo, que pertenece a una cultura en la que nos hemos educado -unos más y otros menos-. Al encender el televisor, procuro ser selectivo y escoger los programas que me puedan aportar algo. He asumido ya que las estrellas y héroes que copan las audiencias desconocen la educación o van en pantalones cortos y zapatillas con tacos, lo cual determina la tendencia a exponerse.
Soy consciente de que los medios de comunicación se saben cuasi dirigentes del rumbo y que ejercen un poder social considerable. De hecho, por muchas palabras -coherentes o no- que consiga escribir al respecto, también sé que no voy a cambiar nada.
Me gusta estar actualizado pero me resulta muy complicado porque no soporto las payasadas que profieren quienes manejan los focos y quienes se saben bajo ellos. Cuando empieza un noticiero y comienzan retransmitiendo la actualidad política... cambio de canal, palabra, pues sé que no hay noticias verdaderamente importantes detrás. Para colmo, se recrean más en el morbo que en la descripción objetiva de los sucesos -aparte de las patadas que le dan , no sin orgullo, al diccionario después de toda una carrera-. Se supone que la política debería de importarnos a todos, y lo hace, pero no las memeces que retransmiten.
Agradezco, pues, la diversidad de canales ya que hay algunos en los que sólo echan películas o documentales, a los cuales suelo recurrir por muy tópico que suene. Estos hay que pagarlos aparte, claro, pero los pocos ratos que me siento frente al televisor compensan.
Afortunadamente, la radio tiene programas más entretenidos, generalmente. Tal vez, porque al no poseer la capacidad de retransmitir esa imagen que vale más que mil palabras tengan que desarrollar adecuadamente el vocabulario y que esto redunde en la capacidad mental de comunicación.
Y también está internet, medio por el que puedes conocer las noticias desde varios enfoques diferentes en poco tiempo sin que te repitan las mismas imágenes y palabras una y otra vez hasta completar los cinco o diez minutos requeridos para tal o cual noticia con esa voz "súper-mega-hiper-pija" de fascinación porque fulana ha dejado a mengano -nada que ver con Shakespeare- o porque en el parlamento, una vez más, se han estado insultando los unos a los otros -¿cómo están ustedeeeess?, pues eso-.
En fin, como os decía, acabo de poner la televisión y la he apagado al ver que un corrillo de ¿¡"periodistas"!? estaban descuartizando la vida privada de la Bordiú en un canal y que, en otro, alguien tiene problemas con su madre por culpa de no sé quién... No comments.
Me vuelvo a mis libros y mi música que me aportan, no sólo más sino, al menos, algo... Si al menos retransmitieran en cueros...

domingo, 10 de octubre de 2010

El ritmo de la lluvia.

Empieza a caer la noche. Hace tan sólo un rato que llueve con la densidad suficiente, no sólo es llovizna. Miro al cielo con los ojos entrecerrados y me dispongo a pasear bajo el agua calándome por completo y buscando una luna que sé que está ausente, oculta tras el velo de cirros y estrato.
Me dirijo hacia casa con parsimonia emocionándome con la ducha que me espera, ajeno a los ojos inquisitivos que no parecen comprender qué me llama tanto la atención, como si nunca hubiera visto llover -o algo así-. Después, el sofá frente a las ventanas abiertas con un libro, una libreta y un bolígrafo en las manos y el gato asustado escondiéndose bajo una mantita que tengo echada encima de los pies, una manta en tonos blancos, negros y grises que, para estos menesteres, me hiciera mi madre.
El sonido de las gotas rompiendo contra el suelo y los tejados le ponen ritmo a esta noche, para mí, realmente tan acogedora como repleta de inspiración. Tengo que aprovecharlo, sé que no durará demasiado, que no dispondré de lluvia cada noche, que estas palabras se ocultan cuando sale el sol.
De vez en cuando, el ritmo se entorpece con el sonido de los charcos atropellados por los coches, unas veces más rápido y otras veces más entorpecido. Evitaré las onomatopeyas porque considero que el sonido de la lluvia es subjetivo. De hecho, creo que no es lo mismo para el gato que para mí.
Reflexionando sobre un párrafo de la lectura que tengo ante mí, pierdo la vista en el horizonte atravesando los millones de fragmentos de agua...
Me he quedado dormido.

sábado, 9 de octubre de 2010

Como ahora mismo.

Sentarse a escribir ha variado bastante. De hecho, estas palabras incendian el teclado del ordenador como una conciencia que nunca adquirí.
Antes de nada, creo que he de decir que el hecho de escribir, de ir conjugando palabras entre sí con el fin de decir algo o, tal vez, de no decir nada pero dejar constancia de lo que son capaces de articular en equipo mis manos y mi mente, es algo que realmente me colma de satisfacción. No en primer lugar, pero tal vez vaya casi inmediatamente después -y soy consciente de la controversia-.
Tengo una habitación dedicada a, como decirlo, papeles escritos. Hasta el punto de que si se quemara, saldría ardiendo todo el edificio y, entre las llamas, agonizaría mi voz ahogada. Cuando uno piensa en lo que dejará cuando ya no esté, mi pensamiento sólo cavila en el sino de mis palabras -supongo que la ausencia de descendientes regula este egocentrismo-.
Como decía -o trataba de decir-, la manera de escribir ya no es siempre la misma. Antes, cogía un bolígrafo o, en ocasiones, una pluma y rellenaba hojas y hojas con bosquejos de canciones, o con sonetos mal paridos, o alejandrinos repletos de conjunciones copulativas, o serventesios -unos de mis favoritos-,... O trazaba rimas consonantes de arte menor dando pleno sentido al apelativo... Y siempre pensando que hacía algo importante.
En serio, tengo decenas de folios, centenares de servilletas de bar y miles de cuartillas y libretas llenas de palabras y vacías de sentido. Ahora, la mayor parte de las veces, me siento frente al ordenador y observo que las musas están en otras páginas web. He pasado al disco duro casi todo lo que podría valer la pena recuperar -poco es- pero, aún así, me aflige el pensamiento de deshacerme de tantas y tantas horas escribiendo que, aunque no hayan dado con eso que se supone que hace falta para poderle dedicar la vida a esto que tanto me absorve y apasiona, me sigue extasiando como cuando conquistas a alguien que te vuelve loc@...
Como ahora mismo.

viernes, 8 de octubre de 2010

El Valle de la Muerte.

A poco más de cien metros bajo el nivel del mar, se encuentra el Valle de La Muerte. Concretamente, en el sureste del estado de California -EEUU-... ¡Chantatachán...!
Tan siniestro nombre lo recibe debido al obstáculo que supuso a los colonizadores, pues tiene más de doscientos kilómetros de longitud y entre 8 y 24 kilómetros de ancho.
Bueno, supongo que las circunstancias allí liberarán las mentes para imaginar cualquier supuesto de ciencia ficción. Y no es para menos, piedras de más de cincuenta kilos se mueven por el Valle en línea recta por sí solas... Más bien, según los estudios realizados al respecto, se debe a vientos de 145 kms./h., la formación nocturna de capas de hielo y a que el terreno es arcilloso y húmedo.
En esta zona desértica se ha registrado, además, la segunda temperatura más alta de la tierra llegando a alcanzar los 58ºC.
Cómo no, aparete de ser Parque Nacional, también le han sacado un parecido a Saturno, concretamente a un lago seco en el satélite Titán.
Lo que sí parece apropiado es el nombre de "El Valle de la Muerte" al que es el punto más bajo de los Estados Unidos.
Cuando hace frío, las piedras se incrustan en el hielo y la arcilla. Luego, al derretirse la arcilla cuando sube la temperatura, las piedras son empujadas por el viento favorecidas por el hielo que queda en la capa inferior.
No obstante, se prevé que esta atracción -que será de curiosidad, supongo, de los aficionados a los enigmas a pesar de las conclusiones- se verá afectada también por el calentamiento global de la Tierra.

jueves, 7 de octubre de 2010

La otra mano.



Insurgentemente, las venas

de la otra mano -ajenas

a las musas y sus cadenas-

se revelan casi obscenas.

Entretanto, un cigarrillo

marca sus dedos de amarillo.

Sólo sujeta el papel

a la diestra -cual alhamel-

o, a la boca, un moscatel.

La izquierda guía mi Babel.

Entretanto, otro pitillo

marca sus dedos de amarillo.

Tortilla de pollo.

Dentro de las cuestiones transcendentales de la vida, desde épocas inmemoriales ha existido el planteamiento sobre qué fue antes, ¿el huevo o la gallina?
Al respecto, se han dado toda clase de teorías y falacias entrando en el debate incluso las diversas religiones. Uno de los razonamientos más rotundos y que más me gusta -no que dé por bueno- es el de Aristóteles: "Ambos han existido siempre"... y tan pancho -es broma, habría que entrar en metafísica... ¡uff!-.
Mi cada vez más admirado Stephen Hawking sostiene, sin embargo, que primero fue el huevo. Por otro lado, algunos opinarán que en la biblia aparecen los animales pero no los huevos. Bien.
Pues científicos de las Universidades de Warwick y Sheffield -Inglaterra- han decidido que primero fue la gallina pues la formación de la cáscara del huevo se debe a una proteína que llevan las gallinas en los ovarios (ovocledidina-17, para quien le interese). Esto nos lleva, de nuevo, a la teoría de la evolución de las especies, aunque estos científicos se han parado a pensar sobre "si el huevo del que salió la primera gallina fue realmente un huevo de gallina".
Fuera de bromas, lo que sí me parece importante es que se pueda aplicar a la medicina lo cual, al parecer, todo esto podría repercutir en la creación de huesos sintéticos e implantes más estables y duraderos.
Afortunadamente, el incentivo de desvelar uno de los mayores enigmas de la historia ha sido favorable al avance médico y científico. Dejémosles, pues, a los expertos que sigan con sus avances e investigaciones. Desde aquí mi enhorabuena y apoyo moral.
Para nosotros, a los que nos entretienen las palabras con sus juegos y combinaciones... ¿Qué fue antes, el huevo, la gallina o la tortilla de pollo?

martes, 5 de octubre de 2010

El elixir de la vida.

Aunque no soy muy partícipe del libro Guinness de los records -salvo algún dato que se pueda extrapolar-, no deja de llamarme la atención el caso de las dos hermanas gemelas más longevas del mundo. No por el hecho de que hayan cumplido 98 años (lo cual no deja de ser de mérito, realmente), sino porque además de por un poco de ejercicio, mantienen que el otro gran secreto para llegar casi al siglo -y bien expléndidas, al parecer (ver foto)- se debe al güisqui.
Ante la noticia, sé de buena tinta -la página de DYC sin complejos en el facebook- que si llegan al centenario serán invitadas a las Destilerías de Palazuelos de Eresma en Segovia. Si eso acontece, no me lo pierdo.
Las gemelas francesas se llaman Raymonde Saumade y Grare Lucienne y lucen en las fotos del acontecimiento un buen humor, entre recuerdos y risas, asegurando este par de secretos que ponen en entredicho a quienes aseguran que el alcohol es tan perjudicial. Supongo que en la moderación -del ejercicio y del alcohol- residirá parte del término medio.
El caso es que ambas aparecerán en la edición del libro Guinness World Records de 2011.
Nacieron en 1912 en París y, aparte de güisqui, también apagan la sed con el Pastis, un anís francés que oscila entre los 40 y 45 grados,
Aparte, han estado practicando deporte hasta no hace mucho. Digo yo que, si pasaran los controles antidopaje establecidos hoy en día en el deporte, se les plantearían menos problemas que muchos casos conocidos -que no voy a citar-, aunque no sé si influiría en ello la edad -ya se sabe, por lo del respeto a nuestros mayores-.
Visto, como parece, que el güisqui puede ser uno de los ingredientes en el elixir de la vida, desde el otro lado de vuestro ordenador brindo a vuestra salud con un chupito de DYC 8 años en un vasito frío por una larga y próspera vida. Y, si no lo es, también ¡qué carajo, que está muy bien!
Lo dicho pues, ¡Salud!