sábado, 9 de octubre de 2010

Como ahora mismo.

Sentarse a escribir ha variado bastante. De hecho, estas palabras incendian el teclado del ordenador como una conciencia que nunca adquirí.
Antes de nada, creo que he de decir que el hecho de escribir, de ir conjugando palabras entre sí con el fin de decir algo o, tal vez, de no decir nada pero dejar constancia de lo que son capaces de articular en equipo mis manos y mi mente, es algo que realmente me colma de satisfacción. No en primer lugar, pero tal vez vaya casi inmediatamente después -y soy consciente de la controversia-.
Tengo una habitación dedicada a, como decirlo, papeles escritos. Hasta el punto de que si se quemara, saldría ardiendo todo el edificio y, entre las llamas, agonizaría mi voz ahogada. Cuando uno piensa en lo que dejará cuando ya no esté, mi pensamiento sólo cavila en el sino de mis palabras -supongo que la ausencia de descendientes regula este egocentrismo-.
Como decía -o trataba de decir-, la manera de escribir ya no es siempre la misma. Antes, cogía un bolígrafo o, en ocasiones, una pluma y rellenaba hojas y hojas con bosquejos de canciones, o con sonetos mal paridos, o alejandrinos repletos de conjunciones copulativas, o serventesios -unos de mis favoritos-,... O trazaba rimas consonantes de arte menor dando pleno sentido al apelativo... Y siempre pensando que hacía algo importante.
En serio, tengo decenas de folios, centenares de servilletas de bar y miles de cuartillas y libretas llenas de palabras y vacías de sentido. Ahora, la mayor parte de las veces, me siento frente al ordenador y observo que las musas están en otras páginas web. He pasado al disco duro casi todo lo que podría valer la pena recuperar -poco es- pero, aún así, me aflige el pensamiento de deshacerme de tantas y tantas horas escribiendo que, aunque no hayan dado con eso que se supone que hace falta para poderle dedicar la vida a esto que tanto me absorve y apasiona, me sigue extasiando como cuando conquistas a alguien que te vuelve loc@...
Como ahora mismo.

2 comentarios:

  1. Se lo que sientes o como te sientes ya las "sentadas" no otro cantar, a mí cada vez más me estresa y me difumina las ideas esto, es como un pasa adelante y otro "adetrás".

    Muá.

    ResponderEliminar