viernes, 8 de octubre de 2010

El Valle de la Muerte.

A poco más de cien metros bajo el nivel del mar, se encuentra el Valle de La Muerte. Concretamente, en el sureste del estado de California -EEUU-... ¡Chantatachán...!
Tan siniestro nombre lo recibe debido al obstáculo que supuso a los colonizadores, pues tiene más de doscientos kilómetros de longitud y entre 8 y 24 kilómetros de ancho.
Bueno, supongo que las circunstancias allí liberarán las mentes para imaginar cualquier supuesto de ciencia ficción. Y no es para menos, piedras de más de cincuenta kilos se mueven por el Valle en línea recta por sí solas... Más bien, según los estudios realizados al respecto, se debe a vientos de 145 kms./h., la formación nocturna de capas de hielo y a que el terreno es arcilloso y húmedo.
En esta zona desértica se ha registrado, además, la segunda temperatura más alta de la tierra llegando a alcanzar los 58ºC.
Cómo no, aparete de ser Parque Nacional, también le han sacado un parecido a Saturno, concretamente a un lago seco en el satélite Titán.
Lo que sí parece apropiado es el nombre de "El Valle de la Muerte" al que es el punto más bajo de los Estados Unidos.
Cuando hace frío, las piedras se incrustan en el hielo y la arcilla. Luego, al derretirse la arcilla cuando sube la temperatura, las piedras son empujadas por el viento favorecidas por el hielo que queda en la capa inferior.
No obstante, se prevé que esta atracción -que será de curiosidad, supongo, de los aficionados a los enigmas a pesar de las conclusiones- se verá afectada también por el calentamiento global de la Tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario