miércoles, 27 de octubre de 2010

The Lennon peace fighter.

Como contrapunto a la serenata de bombas alemanas que caían sobre Liverpool aquel 9 de octubre de 1940, nació John Lennon para poner la nota discordante en aquel entorno y convertirse en el compositor, por excelencia, de la sinfonía de la paz -suena demagógico y todo-.
En su adolescencia, formó la banda “The Quarrymen” que se convertiría en “The Beatles”, años después. Por internet pueden hallarse hasta los más detalles inauditos –en pleno sentido de la palabra- de su vida, desde su infancia hasta su legado.
Su guerra contra las guerras le hizo adquirir poderosos enemigos, especialmente desde su activismo junto a Yoko Ono... Y Nixon fue uno de ellos. El presidente ya tenía bastantes problemas y vio un rival en potencia en John, de manera que trató de extraditarlo. Sólo hay que echar un vistazo a la influencia de “los escarabajos”. Pero cuando las personas se ceban con algo pierden el norte de la razón.
Investigaron el pasado de John y le pesaban antecedentes por fumar cannabis –como la marihuana pero mejor, según Lennon-. Un tecnicismo denominativo le dio la razón después de cinco años pleiteando –no figuraba la palabra cannabis-. Eso sí, John se quedó pero a Nixon le dio tiempo a ser reelegido, incluso.
Se echó encima también a ciertos sectores después de declarar que eran más populares que Jesús y que el cristianismo se desvanecería. Por esto, hubo movimientos del Ku Klus Klan y se quemaron discos de The Beatles que, además, tuvieron que abandonar las giras ante las amenazas recibidas.
Lennon debió de ser uno de esos tipos que, de vez en cuando, te encuentras por la vida con la mirada enigmática, pero sabes que no tardará en marchar. Un muchacho que delinque sin hacer daño a nadie, que sólo parece que hace cosas prohibidas porque por error alguien lo ilegalizó.
...Y luego estaba -y está- Yoko Ono, la aristócrata japonesa casada en Gibraltar con Lennon. Heredó sus derechos de autor y lo ha sabido explotar con creces, aparte de su etiqueta de conceptual con ideas, sí, pero abstractas. Creo que queda claro ya lo que pienso cada vez que sale ¡¿cantando?!.
En fin, han aparecido estos días siete fotos inéditas -de las que pongo cuatro-, valoradas en otra fortuna, realizadas durante una entrevista dos días antes de ser asesinado John Lennon a la puerta de su casa en el edificio Dakota de Manhattan -el 8 de diciembre hará 30 años y aún hay quien piensa que el gobierno estadounidense estaba detrás- en la que afirmaba sentirse seguro viviendo en Nueva York...
Habría mucho más que contar, pero por hoy os dejo tarareando -podéis acompañarme- "Imagine all the people living for today..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario