jueves, 4 de noviembre de 2010

Órganos bioartificiales.

No voy a aportar nada que apenas sepamos o podamos entender ya. Sólo pretendo, con la entrada de hoy, ensalzar una labor que considero que ha de tener repercusión y que, como ya sabéis, pertenece a la clase de actuaciones o hechos que secundo.
Hablo de la que, para mí, es una de las noticias más esperanzadoras que ha acontecido en los últimos meses: El hospital Gregorio Marañón de Madrid cuenta con el primer laboratorio del mundo para desarrollar órganos bioartificiales a partir de células madre adultas.
El propósito será el de disponer de un banco de matrices para desarrollar nuevos órganos, como corazones, hígados, riñones o piel. En boca de los expertos, esto significa que -aún siendo uno de los principales países en donaciones- los posibles receptores de estos órganos habrán de esperar cada vez menos para poder ser transplantados y, con toda probabilidad, se evitará en un alto porcentaje la posibilidad del rechazo a los mismos.
Dado que soy un indocto de esta y muchas otras materias, no voy a completar mi artículo con datos que tan sólo ceben el contexto -aunque los haya leído para informarme-. A título informativo, las células madre son unas células autorregenerables y, mediante esta iniciativa memorable, se podrán crear los órganos a medida evitando así, como ya digo, que puedan ser rechazados.
No ignoro que para algunas organizaciones esto no será tan importante por el rechazo a las donaciones que tienen establecidas, pero para los que creemos en la ciencia y su utilidad práctica constructiva... es, cuanto menos, esperanzador.
Sólo un dato más. Creo recordar que la cifra de muertos por cáncer después de haber superado un trasplante rondaba el 90% debido a la medicación a la que han de ser sometidos para suprimir el sistema inmunitario que rechaza los nuevos órganos en el cuerpo humano como auto-defensa.
Ahora, que cada uno saque sus conclusiones, las mías han quedado reflejadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario