miércoles, 30 de julio de 2014

Nacional-istmo

No comprendo el nacionalismo. En ninguna de sus extensiones, territoriales o culturales.

La mayor parte de las veces, el sentido común es el menos usado por el más común de los sentidos.

Creo en un único origen y una naturaleza, no en entidades propias y, mucho menos, diferenciadas. Sin embargo, en toda clase de parajes está extendido este clasismo en las antípodas de lo natural, este apego por lo ancestral subjetivo.

Tengo un relativo conocimiento de mis orígenes hasta el big bang y mis propias suposiciones en los ancestros de estos.

Defender el nacionalismo es mandar a tomar por el culo cósmico –agujero negro no me suena mejor- el verdadero origen de las especies.

Sólo lo que concebimos, en lo más profundo del sentido descriptivo, como naturaleza ha existido y seguirá siendo, con sus respectivas explosiones e implosiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario